Un árbol lleva caído en la avenida de Euskadi desde el 19 de octubre y todavía no han sido recogidos. Estos elementos se encuentran en la acera de una parte de esta zona tan transitada de la localidad desde que ocurriera una fuerte tormenta. Por ello, en el pasado pleno municipal el tema estuvo presente por parte de Izquierda Independiente.

Foto: Diario de Sanse

Y es que Carmen Palacios, concejala de la formación, hizo una pregunta al Gobierno sobre el asunto. «En la avenida de Euskadi hay desde hace varios meses un árbol de grandes dimensiones caído que ocupa buena parte de la acera lo que hace imposible poder andar. Por ello se hace necesaria su urgente retirada. Ante esta situación preguntamos, ¿cuál es la causa de que no se haya retirado el árbol y dejado libre la acera?

La encarga de responder fue Alejandra Muñagorri, concejala de Parques y Jardines, quien afirmaba que la responsabilidad no era del Gobierno. «Este ejemplar que llevamos tiempo sufriendo todos los vecinos es responsabilidad de la urbanización Rosa Luxemburgo. Los servicios técnicos están ejecutando el procedimiento obligatorio necesario para exigir a dicha urbanización la retirada y limpieza de este elemento. Una vez agotados todos los procedimientos de comunicación y alegaciones desde el servicio de Parques y Jardines, con previo informe jurídico, se realizará la ejecución subsidiaria, siempre y cuando la retirada de este ejemplar no haya sido realizada por la urbanización y los responsables de dicho elemento».

Es decir se están realizando pasos para obligar a esta comunidad de vecinos a retirar los árboles. En caso que no sea así, se podría exigir a este grupo de personas por la vía legal que lo realicen.

Diario de Sanse ya publicó este tema el pasado 4 de noviembre. Varios vecinos se mostraban molestos por esta circunstancia y afirmaban: «Han pasado dos semanas y las ramas y los troncos ocupan toda la acera y no se puede pasar. De hecho, tenemos que salirnos a la carretera y esta zona tiene mucho tráfico. Nos jugamos la vida».

En las fotografías que se podían observar se hace imposible poder pasar ante la cantidad de troncos y ramas que aparecen tirados por el suelo. Actualmente la zona se encuentra acordonada y, por tanto, nadie puede pasar por ese tramo de acera, situado enfrente de la zona del ‘Juego de la Calva’.

 

Además, en otras instantáneas del 19 de octubre se corrobora que los Bomberos tuvieron que actuar ante un peligro mayor en el desplome de los árboles. Finalmente todo quedó en un susto aún por resolverse totalmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

tres × 4 =