La película arranca con la última aparición de Sabina ante el gran público: la célebre caída en el escenario del WiZink Center de Madrid en febrero del 2020. Podríamos calificarlo más de vuelo que tropezón.Desde ese punto viaja el documental a la Ciudad de México con un Sabina entregado a las rancheras entre vasos de tequila y que declara su absoluta devoción por las rancheras de José Alfredo  y capaz de un verso tan adecuado para la ocasión «Llegó borracho el borracho».

Foto: Chema Vega

Más tarde el documental transita por el viaje en coche hacia Rota con un joven  Benjamin Prado al volante. Ya en Rota un Sabina que canta y recanta en unas escenas más cercanas al milagro por puro azar o por la influencia de la bebida u otras sustancias, que retrata a un Sabina más Sabina que nunca. Desde ese punto, al concierto de Las Ventas donde el miedo escénico muestra a un Sabina que vomita hasta el agotamiento. Y de ahí a Aguascalientes al mes de abril de 2010 en el que una cornada del toro “Navegante” sesgó la femoral de José Tomás y el dolor de la cornada se refleja en el rostro lívido de un Sabina en estado de shock.

Retrato de Joaquín Sabina sin bombín, hecho a muy pocos centímetros de su piel, con nocturnidad y alevosía, por su amigo, el cineasta Fernando León de Aranoa. Un relato como su voz, áspero, directo y sin ecualizar, que cuenta sin atenuantes la intimidad del artista, sus bambalinas, su cara B.Que comienza cuando baja del escenario, que le acompaña en lo cotidiano, y así en lo inesperado: en la risa y en el drama. Sintiéndolo mucho es el resultado de trece años de rodaje juntos, y recorre todos los escenarios de Joaquín Sabina, públicos y privados, luminosos y ocultos. Un paseo por las claves de su vida y de su trabajo: por lo que le mueve, por lo que le inspira, por lo que le duele, desarrollado siempre a partir de situaciones vivas, compartidas, entre músico y cineasta.

Un viaje por este océano vital que es Joaquín Sabina, que nos muestra diferentes caras del cantante,pero sobre todo el retrato más melancólico de un Sabina en Úbeda su tierra, sin ese bombín que le caracteriza y muy lejos de la caricatura de canalla que le ha acompañado a lo largo de su carrera, un Sabina más cercano y sentimental que habla de su padre y de sus versos con absoluta devoción.

Chema Vega

Ficha película

Estreno            17 de noviembre de 2022. Documental

Director            Fernando León de Aranoa

Guion               Fernando León de Aranoa

Intérpretes       Joaquín Sabina, Fernando León de Aranoa, Leiva, Antonio García de Diego, Pancho Varona

Duración          120 min

Distribuidora     Avalon

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =