La noche de Halloween ha tenido graves consecuencias para una vecina de San Sebastián de los Reyes. Y es que su coche, un Toyoya Yaris de color azul, ha acabado destrozado en la noche del lunes a martes. En concreto, se ha visto afectada la luna trasera. El vehículo estaba aparcado, junto a otros, en la explanada situada en los aledaños del colegio V Centenario.

Fotos: Vecina afectada

«La propia policía local avisó en mi casa de lo que le había sucedido a mi coche. Imagina el susto cuando llamaron de madrugada. Únicamente han destrozado los cristales, pero no se han llevado nada. Eso sí, supone una faena», explica la afectada a Diario de Sanse.

Su coche es el único que han atacado. «Descarto que haya sido por venganza. No tengo ningún enemigo. Supongo que habrá sido porque mi vehículo era el único que estaba aparcado hacia atrás», señala.

Los agentes ya están investigando lo sucedido. Se barajan todas las hipótesis posibles.

El último hecho noticiable similar a este caso ocurría el pasado mes de enero cuando rompían los cristales de varios coches en Club de Campo En palabras de Luis Marín, Gerente de la Entidad de Conservación de Club de Campo, «habían tirado piedras a los coches y últimamente han lanzado huevos a las casas». El Gobierno respondió a las quejas vecinales poniendo más seguridad por las calles de la zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + diecisiete =