El Centro Joven Sanse organiza este sábado 9 de abril desde las 18:00 hasta las 20:00 horas un taller de ‘Matchmaster, un punto de encuentro para jóvenes de 18 a 29 años. Se puede acudir con inscripción previa. Diario de Sanse ha hablado con Andrés García – Caro, concejal de Educación, sobre esta actividad.

Andrés García Caro, concejal de Educación. Foto: Diario de Sanse

Lo primero, destaca que la actividad parte de los propios adolescentes. «Ha sido propuesta por los propios jóvenes que participan en la mesa de participación juvenil. Son los encargados de prepararla junto con los monitores y los técnicos de dinamización», asegura.

¿Qué tiene de interesante el ‘matchmaster’? Según García – Caro, «los chicos y chicas consideran que es una buena forma de conocer gente con aficiones y cualidades en común. Hemos vivido una época de pandemia en la que las relaciones se han visto afectadas. Sirve también para poner en valor las relaciones sociales», expresa.

Otro factor es favorecer a los adolescentes más tímidos a lo que les cuesta relacionarse con los demás. «Es importante desarrollar habilidades sociales. Hay que facilitar a las personas estos procesos. Con ayuda pueden verse capaces de encontrar puntos. Más en esta etapa de los jóvenes en la que parece que tienen problemas que no se pueden solucionar o que el mundo está en contra de ellos. Las administraciones debemos canalizar esto para evitar que se metan en otros círculos difíciles de salir», añade.

Hay quien puede pensar que esta actividad se hace para encontrar pareja, pero desde el Gobierno Municipal lo niegan. «No, esa no es la filosofía. La finalidad es encontrar amigos para pasar un rato agradable. A su vez, es una buena forma para ayudar a los jóvenes más tímidos y que no encuentran el espacio para conocer gente», concluye el concejal de Educación.

Vox Sanse: «La idea base está bien, pero es mejorable»

Desde Vox San Sebastián de los Reyes aseguran que «la idea base está bien, pero es mejorable». Su portavoz municipal, Alejandro Caro, explica que «estos talleres deberían tener una orientación mucho más elevada y que permita a estos jóvenes realizarse como personas de futuro en sociedad. Una actividad, por ejemplo, podría ser la de facilitar información sobre voluntariados en nuestro hospital, comedores sociales, protección civil o en residencias».

A su vez, insiste en la franja de edades para este taller. «Resulta extraño ya que, en un grupo de edades tan diferentes, tengan que compartir actividades, sin tener en cuenta los gustos, las tendencias o las inquietudes de cada uno de ellos».

Por último, critica el nombre de la actividad. «Se podría haber elegido algo más relacionado con el objetivo que supuestamente persigue y no un nombre que nada aporta a la actividad.De igual forma, desconocemos el nombre de los ponentes y si estos son los más idóneos a la hora de impartir los talleres a los menores que se encuentren en el mismo», concluye.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 + dos =