Diario de Sanse se hace eco de un debate que hay entre algunos jóvenes del municipio. El Centro Joven Sanse, ¿solo debe servir para estudiar o para jugar? El caso es que diversos chicos y chicas del municipio se quejan del «excesivo ruido de la zona de juegos» y otros de que «el Centro está para jugar».

Actividad del Aula de Juegos

Uno de ellos, Aitor (nos pide que pongamos otro nombre para mantener su anonimato), un estudiante de 18 años que frecuenta el aula de estudio, asegura que «incluso ha habido peleas allí y que el personal les ha tenido que llamar al orden en varias ocasiones». Además, otro joven de esta corriente de opinión asegura que «no queremos que quiten el Aula de tiempo libre, sino que moderen el volumen».

Por su parte, chicos que visitan el lugar como forma de divertirse por las tardes, afirman que «no tiene sentido que haya zona de estudios habiendo bibliotecas en todo Sanse. Así, ni ellos pueden estudiar ni nosotros jugar». Otra chica comenta que «es imposible jugar en silencio».

Una problemática que está llevando a que el Centro Joven Sanse esté cada día más vacío. Tanto por jugadores como por estudiantes.

Aula de estudios del Centro Joven Sanse

Hay que decir que a ambas zonas del Centro les separa una única planta y no es la primera vez que diversos sectores se quejan. Ya en el pasado mes de noviembre, Álvaro de las Heras, Presidente del Consejo de la Juventud, alertaba de esta problemática a Diario de Sanse. “Este centro joven está mal aprovechado y mal repartido por el ayuntamiento. Nosotros nos hemos quejado que aquí hay que ver a gente jugando desde la puerta. No que se tengan que subir a la segunda planta como si se escondieran».

En definitiva, en este tema, no hay un punto de unión entre los defensores de dos formas de como tendría que ser el Centro Joven Sanse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =