El recurrente debate sobre el cierre de la M50 en el tramo entre la A1 y la M607 ha sido revivido por un grupo de alcaldes del norte de Madrid. Sin embargo, una nueva propuesta ha cobrado fuerza frente a la falta de viabilidad del cierre, según estudios recientes.

Izquierda Independiente ha presentado una moción en la que propone la eliminación de los peajes de la M12 y la R2, tramos comprendidos entre la M40, la M50 y la A1. Esta medida, aseguran, ofrecería vías alternativas de entrada y salida a la capital por el norte de la ciudad, sin los costos económicos y ambientales asociados al cierre de la M50.

El partido argumenta que trasladar el tráfico de la A1 a la M607 no resolvería el problema, citando estudios que indican que la M50 sería la autovía más cara y menos utilizada de toda la región. Además, señalan los riesgos de costos, ruido y contaminación cerca de miles de viviendas en San Sebastián de los Reyes, así como la amenaza para el espacio natural protegido de la Dehesa Boyal.

«Debemos aprovechar los recursos ya existentes y sacarles todo el partido posible para solucionar los problemas existentes, así como proteger el espacio natural de la Dehesa Boyal, eliminar las emisiones contaminantes y apostar de manera clara por el transporte público», afirma Juan Torres, portavoz de Izquierda Independiente.

La propuesta también incluye la expansión de la red de cercanías hasta el Hospital Infanta Sofía, con la construcción de un intercambiador, y la ampliación del servicio hacia las poblaciones cercanas de Algete y San Agustín de Guadalix, en un esfuerzo por promover la movilidad sostenible en la región.

 

Con esta moción, Izquierda Independiente busca una solución integral al problema del tráfico en la zona, enfocándose en alternativas que no solo sean efectivas, sino también respetuosas con el medio ambiente y las comunidades locales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

quince − doce =