Vivimos tiempos de confusión política y manipulación mediática en los que es fácil caer en las falsedades que se suelen lanzar desde los poderes públicos, si no se está en el detalle de los anuncios y declaraciones de intenciones que suelen hacer algunos actores políticos de nuestro municipio. Lo que se ha dado en llamar desde algunos altavoces, post-verdad o hechos alternativos, no son más que las mentiras y medias verdades de toda la vida, que han hecho que los políticos seamos, año tras año, uno de los principales problemas de los españoles, según el Centro de Investigaciones Sociológicas.

Esta percepción no es gratuita, la mayoría se lo tienen ganado a pulso. La indignación que siento al ver de primera mano cómo se intenta engañar a una mayoría de población jugando con nuestras necesidades, me hace intentar aportar luz sobre algunas de estas manipulaciones con las que se tienta cruelmente a la ciudadanía de San Sebastián de los Reyes, especialmente cuando se acerca la época electoral.

La última de ellas ha venido de mano del propio Gobierno Municipal, quien en la portada del número del 1 de marzo de la revista municipal La Plaza, anuncia que “Se abre el plazo” de la “Vivienda Pública en Sanse”. Este titular malintencionado da a entender que existe vivienda de protección pública disponible para los vecinos que la necesiten y que ya se puede solicitar. Nada más lejos de la realidad. Lo que la noticia esconde en su interior es que el Ayuntamiento va a realizar un estudio para conocer las necesidades de vivienda de nuestra vecindad. La diferencia es enorme y supone un enfoque cruel y electoralista de la realidad. Es jugar con la necesidad de vivienda asequible en nuestro municipio.

El Gobierno Autonómico de Isabel Díaz Ayuso no se queda atrás en sus falsas promesas. San Sebastián de los Reyes arrastra desde hace décadas un problema con la Atención Primaria a la salud. Existen en nuestro municipio 3 centros de salud, los mismos que en 1997, cuando la localidad tenía 57.000 habitantes. Año tras año, una cita electoral tras otra siempre tenemos la promesa del gobierno regional de un nuevo centro de salud en el barrio de Dehesa Vieja. En esta ocasión Ayuso ha ido un paso más allá de los titulares de prensa y ha colocado un cartel de grandes dimensiones en la parcela donde irá ubicado el centro de salud. Tras décadas de lucha vecinal, es justamente ahora, 3 meses antes de las elecciones que se anuncia la construcción del centro de salud. Me recuerda a cuando la portavoz local del PP publicó en sus redes una foto anunciando la reapertura del Servicio de Urgencias de Avenida de España y luego nos enteramos que el centro abría sin médicos. ¡Hay que tener la cara de acero!

El frecuente tono bronco y burdo, sin debates serios ni profundos que observo con bochorno desde el Pleno Municipal tampoco ayuda. Demasiados partidos han olvidado deliberadamente la formalidad y profesionalidad que nuestra ciudadanía exige, y la han sustituido por la búsqueda de un zasca facilón con el que ganar un par de likes en Twitter. Ante estas maneras pueriles, es lógico que nuestros vecinos y vecinas vean la política como un problema, porque esta actitud infantil no sólo le falta el respeto a la inteligencia ciudadana, sino que supone un ataque directo a la calidad de nuestra democracia.

El “no por el no” nunca va en beneficio del conjunto de la población. Hemos sido, somos y seremos muy críticos con este Equipo de Gobierno Municipal cuando hemos considerado que hacía mal las cosas y no atendía por igual a los 92.000 habitantes a los que se debe. Pero incluso un reloj estropeado acierta con la hora 2 veces al día, es decir, es materialmente imposible hacerlo todo mal siempre. Con muchas diferencias, hemos colaborado en la gobernabilidad de esta ciudad en el momento más complicado de nuestra historia reciente, en plena pandemia, y estamos orgullosos de haberlo hecho mientras otros buscaban excusas. Creemos que es lo que nuestra ciudadanía exige de un partido político serio, que estemos a la altura de las circunstancias y no entretenidos en publicar en redes sociales encuestas y opiniones manipuladas para intentar dibujar un escenario político que sólo existe en el recuerdo o el deseo.

En esta larga lista de decepciones políticas no puede faltar la ausencia de entendimiento que históricamente hemos mostrado los partidos a la izquierda del PSOE para elegir la eficacia y el entendimiento en lugar de la división, a la hora de presentarnos a las elecciones municipales. Sería imperdonable no aprender del pasado y no dejarnos la piel en tratar de conseguir una única papeleta electoral de unidad de la izquierda de Sanse para este mes de mayo. Es imprescindible saber leer el momento político y es imprescindible escuchar a nuestra vecindad, porque no hay debate, la opinión es unánime: unidad, unidad y unidad. Por ella vamos a seguir trabajando sin descanso.

Como algunos y algunas de las lectoras ya sabrán, soy informático de profesión y debe ser por deformación profesional que me tomo de manera científica, sobria y seria, siempre apoyándome en datos, la toma de decisiones políticas, sobre todo si afecta al dinero o al bienestar de mis 92.000 vecinos y vecinas. La política no es una empresa, pero requiere profesionalidad. Este Ayuntamiento carece con demasiada frecuencia de políticas científicas de buena gobernanza, y se acaban tomando decisiones a golpe de impulso, en el mejor de los casos, o de populismo electoralista en las situaciones más habituales. De nuevo esto, nos aleja de lo que nuestra ciudadanía espera de los políticos.

Si yo pudiera, a modo de resumen, trasladarles una sola idea en el presente artículo sería esta: he asumido estos últimos 4 años de trabajo por Sanse, y estoy dispuesto a abordar los próximos 4, respetando enormemente la inteligencia de nuestra vecindad, siendo completamente honesto y claro en nuestros posicionamientos y sobre todo aportando la empatía, capacidad de consenso y profesionalidad que tan habitualmente echamos de menos en la vida política.

Es posible que a veces nos equivoquemos, faltaría más, pero no estamos en política para seguir siendo parte del problema, sino para aportar las soluciones. No encontrarán desde luego en Podemos Sanse todos esos elementos que han hecho que los políticos sean, año tras año, uno de los principales problemas de las españolas y españoles y que, en lógica consecuencia hace que la abstención electoral sea siempre la opción mayoritaria entre nuestra ciudadanía.

 

Encontrarán en Podemos Sanse la verdad y nada más que la verdad.

Un abrazo, Juan Angulo.

@Juan_Angulo_

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciocho − ocho =