El CD Carranza homenajeó este domingo Ismael Alonso, policía que hace justo cuatro años salvó la vida a uno de sus porteros, Manu Cañeque. El club hizo un pasillo de agradecimiento a Ismael y le entregó una placa en la previa del partido del Carranza B, el que juega Manu, y el Atlético Alcobendas.

El acto fue muy emotivo, ya que sirvió para que el joven guardameta se reencontrase con la persona que le salvó la vida. Además, el homenaje fue doble por la victoria (5-1) que los locales dedicaron en un día tan especial.

Ismael Alonso posa con sus hijos junto a Manu Cañeque y el presidente del CD Carranza, Santi Mora, en el homenaje / CD Carranza

La historia se remonta al 17 de noviembre de 2018. Ese día tuvo lugar un desafortunado episodio que acabó con final feliz. Manu Cañeque se encontraba disputando un partido de fútbol frente al San Agustín de Guadalix. Como cada fin de semana, todo trascendía con normalidad hasta que un encontronazo y un golpe fortuito provocó el desplome del portero. En ese momento, Ismael Alonso se encontraba fuera de servicio paseando por el Polideportivo Dehesa Boyal. Sin embargo, no dudó en lanzarse al campo para socorrer al jugador.

El policía empezó a tratar a Manu y, al ver que no reaccionaba, le realizó maniobras RCP que le acabaron salvado la vida. Tras estabilizarse todo acabó en un susto y un traumatismo craneoencefálico del que se terminó recuperando.

Actualmente, Manu sigue jugando al fútbol con normalidad en el Senior B del Carranza. Gran parte de culpa la tiene Ismael por salvarle la vida aquel día. El destino quiso que el policía estuviese allí, en el lugar y en el momento justo. Con este homenaje, el club y el propio jugador mostraron todo su agradecimiento al policía por todo lo que hizo aquel día.

Acto de entrega / Fuente: CD Carranza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 5 =