El pleno de San Sebastián de los Reyes dejaba este jueves un momento de tensión en medio de la moción presentada por Ismael García Ruiz. El concejal no adscrito sometía a debate y votación la idea de poner el nombre de Eduardo San Nicolás a una rotonda del municipio. En concreto, a la situada en el Paseo de Europa con la calle María Santos Colmenar.

La moción fue leída por el vicealcalde Miguel Ángel Martín Perdiguero, ante la ausencia en ese período de tiempo de García Ruiz. Sin embargo, en el turno de intervenciones de la oposición hay que destacar el tenso enfrentamiento entre el líder de Ciudadanos Sanse y el de Podemos.

Juan Angulo, portavoz de la formación morada, expresaba: «El señor García Ruiz y su portavoz, no solo están proponiendo un homenaje a un fascista, sino que, además se apoya en las tradiciones taurinas y en la supuesta bonhomía de la persona».

Acto seguido de esa frase fue interrumpido por el vicealcalde Perdiguero. «Creo que eso está fuera de lugar. Ruego que retire esa expresión que ha dicho», comentaba el portavoz de Ciudadanos. Angulo, se negaba a retirar lo dicho argumentando que «un alcalde franquista es un fascista» (Eduardo San Nicolás fue alcalde de Sanse durante la dictadura de Franco). Una expresión que fue contestada por el propio Perdiguero. «Usted no tiene vergüenza diciendo eso. Ruego que lo retire». Angulo volvía a responder. «Rotundamente no, señor Perdiguero. Un alcalde franquista es un fascista. Le guste a usted o no», aseveraba.

El vicealcalde Miguel Ángel Martín Perdiguero, Foto: Canal Norte TV

La discusión terminaba con una afirmación polémica made in Perdiguero. «Usted no puede decir esa expresión. Para la mayoría de la gente, la gente de Podemos es fascista y no se le dice a usted».

PP, VOX y Ciudadanos dijeron «sí». Narciso Romero no votó

La votación salía adelante con los votos favorables de PP, VOX y Ciudadanos. El PSOE se abstuvo, pero de los siete concejales socialistas el alcalde Narciso Romero no votó porque, casualmente, no se encontraba en ese momento en su silla. Tampoco estaba Ismael García Ruiz, pero según el reglamento, su ausencia se consideraba una abstención. Podemos, Izquierda Independiente y Más Madrid – IU – EQUO votaron en contra dando también argumentos muy duros.

Podemos ya ha asegurado que va a recurrir la decisión en la calle y jurídicamente porque «la decisión vulnera la nueva Ley de Memoria Democrática». Para ello se apoya en los artículos 36.1 y 36.2 de la sección primera de esta Ley.

  1. Se consideran elementos contrarios a la memoria democrática los escudos, insignias,
    placas y cualesquiera otros elementos u objetos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública en los que se realicen menciones conmemorativas en exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar y de la Dictadura, de sus dirigentes, participantes en el sistema represivo o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial.
  2. Asimismo, serán considerados elementos contrarios a la memoria democrática las
    referencias realizadas en topónimos, en el callejero
    o en las denominaciones de centros públicos realizados en exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar y de la dictadura, de sus dirigentes, participantes en el sistema represivo o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial.

Sin embargo, para los partidos que votaron a favor de esta medida, poner el nombre de Eduardo San Nicolás no supone ningún acto de exaltación franquista, sino un homenaje a «una de las personas más importantes para la tauromaquia del municipio».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here