Desde que comenzamos nuestra andadura y como venimos denunciando en estos artículos en Diario de Sanse, las personas que formamos la Plataforma Ciudadana Sanse-Alcobendas hemos sido testigos de la desatención de ambos Ayuntamientos a nuestras demandas de satisfacer el derecho de los vecinos a una vida digna, a ayudas sociales, a apoyos escolares, a una vivienda asequible… Pero lo que no podíamos imaginar es que nuestras protestas pacíficas fueran a recibir una multa desproporcionada (1.500 euros) por pintar con tiza la Plaza del Ayuntamiento de Sanse. Os contamos despacio qué pasó.

Foto: Revista Cáñamo

El pasado seis de febrero, varias personas de la Plataforma Ciudadana Sanse Alcobendas pintamos en el suelo de la Plaza de la Constitución de Sanse reivindicaciones como “Más talleres gratuitos”, “viviendas dignas”, “Lxs niñxs necesitamos apoyos educativos” y “apertura pistas gratuito fines de semana”. Las dos compañeras luego multadas se ofrecieron a limpiar la tiza de la plaza cuando la Policía Municipal se acercó a multarlas. Los agentes rechazaron la propuesta y emitieron la multa. Meses después, nuestras compañeras han recibido la notificación de esta multa desproporcionada, equivalente a pintar con grafiti, mucho más complicado de eliminar. Las autoridades municipales han tildado el comportamiento de nuestras compañeras por pintar con tiza de “antisocial”.

Estamos viendo cómo se criminaliza la protesta o incluso el periodismo en nuestro país en virtud de la llamada Ley Mordaza, que incluso multa al periodista Javier Bauluz por hacer su trabajo y garantizar el derecho fundamental de la ciudadanía a la información en el muelle de Arguineguín: mostrar el trato de la policía a las personas migrantes que llegan por la Ruta Canaria. Y entendemos que este es el marco en el que se multa un ejercicio de un derecho fundamental (el derecho a la libertad de expresión), que es, ni más ni menos, lo que hicimos el pasado seis de febrero frente al Ayuntamiento de Sanse.

Las dos compañeras multadas, Sonia André y Pilar Sánchez, recurrieron la multa alegando que las ampara el derecho a la libertad de expresión, y es cuando el Ayuntamiento desestimó el recurso tildando la conducta de pintar con tiza de antisocial. Justamente esta calificación nos parece especialmente indignante. Como señalan nuestras compañeras, “nunca en un Estado democrático puede calificarse de antisocial escribir con tiza en el suelo de la plaza del Ayuntamiento expresiones como “los niños necesitamos apoyos educativos”, “apertura pistas gratuitas fines de semana” o “viviendas dignas”.

Queda demostrado que la actitud del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes es desproporcionada y contraria a una sociedad democrática”. En la multa, además, se señala que “esta acción supuso una infracción con grandes gastos para el Ayuntamiento”, contaba nuestra compañera Pilar Sánchez a El Salto. Incluso responsables del gobierno municipal han llegado a mentir afirmando que hemos pintado las paredes del Ayuntamiento cuando en el expediente elaborado por la Policía Local solo denuncian las pintadas en el suelo.

Los vecinos y vecinas que conformamos la Plataforma Ciudadana Sanse Alcobendas repartimos alimentos entre más de 100 familias durante lo peor de la pandemia, cuando las personas con trabajos informales o precarios tuvieron que vivir un particular “sálvese quien pueda” porque las ayudas sociales llegaban tarde, mal y, a veces, nunca. Hemos reivindicado más ayudas sociales y justicia social en plenos, en protestas pacíficas, en reuniones con concejales, en artículos en prensa, en la atención a casos que los servicios sociales no habían atendido… Hemos, literalmente, sacado los colores de las autoridades municipales porque no garantizan con suficientes medios el derecho de todos los vecinos y vecinas de ambos municipios a una vida digna.

Creemos, honestamente, que este es el castigo que el Ayuntamiento de Sanse nos impone por sacarles los colores: multarnos, no porque hayamos manchado una plaza que queríamos limpiar, sino porque, denunciando su inacción ante la emergencia social, hemos manchado su imagen de buen Ayuntamiento. No dejaremos de protestar contra esta injusticia (de hecho, hemos iniciado una campaña en Change que puedes firmar) aquí y contra el maltrato que reciben las familias empobrecidas debido a las ayudas insuficientes e inaccesibles. ¿De qué tiene miedo este Ayuntamiento? No nos va a acallar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here