Esta Semana Santa ha sobrevolado la polémica en torno a una campaña publicitaria de la marca Burger King. En ella se jugaba con frases de tinte religioso para hablar de las hamburguesas. «Tomad y comed todos de él. Que no lleva carne» o «Vegetal de mi vegetal», tachando la frase «carne de mi carne». Este hecho ha sentado muy mal a la parroquia de San Sebastián Mártir y el pasado Viernes Santo aseguraba «no volver a comer nunca más allí mientras no pidan disculpas».

Cartel publicitario de Burger King. Foto: Parroquia San Sebastián Mártir Twitter

Finalmente la campaña fue retirada el pasado domingo y la compañía pedía disculpas «a todos aquellos que se hayan sentido ofendidos».

Según Don Javier, párroco de la parroquía San Sebastián Mártir, el cartel es «desafortunado». «Entiendo que a veces no es fácil para las personas que no son creyentes valorar la magnitud de frivolizar con cosas sagradas. El debate que se ha generado y la indignación eran muy necesarios. Se ha hecho muy bien en retirar la campaña porque hay determinados temas con los que es mejor no jugar», ha expresado para Diario de Sanse

Sobre su opinión personal de no volver a Burger King si no retiraban el cartel explica el significado. «Fue la forma con la que hicimos un poco de fuerza a través de la cuenta de Twitter de la parroquia. No me he hecho cura para decirle a la gente donde comer, pero es lógico no ir a un sitio donde se trata mal a lo religioso. Al pedir perdón reconocen que se han equivocado», analiza.

Hay quien ve esta campaña como una simple broma en un momento determinado, pero para Don Javier esa idea es incorrecta. «Se pretende impactar con el mensaje en un momento clave. Es la psicología del publicista. Sin embargo, no se ha medido bien el dolor que iba a generar en los creyentes esta campaña. Cuando una persona no tiene fe no percibe la importancia de la Semana Santa. Por eso es fácil descalificarnos al decir que tenemos la piel más fina», esgrime.

Más allá de esto, la Semana Santa ha sido una vuelta a la tradición para los creyentes de San Sebastián de los Reyes. «Ha sido muy bonita porque ha habido ganas de volver a la normalidad. No solo para los religiosos. Los hosteleros también han trabajado muchísimo. En agosto esperamos que también haya procesiones. Cuando ha habido tantas personas que han pasado dolor es muy emocionante ver a Cristo en las calles de Sanse», concluye.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

12 + 14 =