La música es eso que entra por nuestros oídos y que jamás podrá salir de nuestra cabeza. Desde pequeños todos sentimos la música de manera muy personal. En San Sebastián de los Reyes surge la historia inspiradora de Laura Úbeda, una joven compositora autodidacta que desde que era niña ha ido forjando su camino en la música por sí misma. Ahora, tras un largo recorrido lleno de esfuerzo, la artista desafía las barreras de la industria musical.

La artista está presentando su nuevo single ‘El momento’, con el que ha buscado una revolución del estilo que mostró en su primer álbum ‘Lo que me dijiste antes de bailar’. Diario de Sanse se adentra en la historia musical de Laura Úbeda, talento en un mundo donde nadie le ha regalado nada.

Laura se introdujo en el mundo de la música de manera autodidacta, enfrentándose a la ausencia de referentes en su entorno. «Como en mi entorno no había nadie que se dedicase a ella, nunca lo vi como una opción», comparte la artista. Su amor por la música la llevó a aprender a tocar la guitarra y a componer sus propias canciones.

En una industria que a menudo favorece a los ya establecidos, Laura se erige como una creadora independiente, donde no solo compone sino que también produce con su equipo de Salamandra Producciones. Su camino no ha estado exento de desafíos, pero encuentra en la autonomía la libertad para explorar su arte sin restricciones ni imposiciones externas.

«La verdad es que es complicado y sí que en cierto momento te encuentras muchas dificultades, sobre todo de cara a tener visibilidad o muchas veces no sabes cómo hacer para que la gente te conozca», confiesa Laura. En un mundo donde las grandes discográficas dictan las reglas, ella elige esculpir su propio destino musical con su equipo, sus compañeros y amigos.

Con su segundo EP en proceso, Laura no solo comparte su música sino también sus experiencias a través de composiciones autobiográficas. Su sonido evoluciona, adoptando matices más orgánicos, pero sin perder la esencia que la define como artista auténtica.

 

A pesar de las dificultades, la artista local proyecta optimismo y determinación en su objetivo. Su música no solo es una expresión personal, sino también un testimonio de la perseverancia diaria en un mundo que a veces parece inaccesible para los emergentes. Con cada acorde, Laura Úbeda da un paso más para crecer como artista y lo más importante, disfruta de la música como una pasión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

11 + 18 =