El Archivo Municipal conserva en su fondo histórico una importante serie de documentos emitidos por las diferentes cancillerías reales, tanto de la Casa de Austria como de la de Borbón.

Carta Real de 24 de julio de 1496. Foto: Santiago Izquierdo

En él encontramos numerosos documentos reales desde el reinado de los Reyes Católicos, fundadores y protectores de esta localidad, aunque no se nos mencionó en la serie “Isabel”, que emitió hace un tiempo Televisión Española.

El año de nuestra fundación, 2 de mayo de 1492, es un año transcendental en el reinado de Isabel y Fernando, pues empiezan el año con la Toma de Granada, y lo culminan con el Descubrimiento de América.

Este es un año muy prolijo en acontecimientos con sus luces y sus sombras, podemos citar la publicación de la Gramática y Diccionarios de Antonio de Nebrija, la firma de las Capitulaciones de Santa Fe entre la Corona de Castilla y Cristóbal Colón, la salida de éste un 3 de agosto del puerto de Palos de la Frontera rumbo a las Indias, la conquista de la Isla de la Palma y el arribo a unas Tierras Nuevas ese 12 de octubre, y arrimando el ascua a nuestra historia, la Real Cédula de fundación de nuestro pueblo, hoy ciudad el día 2 de mayo.

Y como decía anteriormente, también hubo algunas sombras que enturbiaron este año tan abundante en acontecimientos y fue el decreto de expulsión de los judíos, y que aún hoy día nos encontramos en varias ciudades descendientes de aquellas familias expulsadas de su tierra, de Sefarad, que es como ellos denominaban a la Península Ibérica, de ahí que ellos se llamen hoy día judíos sefardíes.

Es mi intención de ir explicando y dando a conocer a los vecinos de nuestra localidad y, como no, a todos aquellos que estén interesados en nuestra historia y la investigación de este lugar, los diferentes e importantes documentos reales que atesoramos en nuestro Archivo Municipal. Y he dicho lo de “lugar”, pues nos cabe la satisfacción de haber pasado de ser el Lugar de San Sebastián de los Reyes a la Ciudad de San Sebastián de los Reyes.

Entre los documentos que conservamos hay reales cédulas, provisiones reales, reales ordenanzas, reales decretos, pragmáticas sanciones, mandamientos, nombramientos, etc. Muchos de ellos atesoran testimonios transcendentales del devenir histórico de España.

La Diplomática es una ciencia auxiliar de la Historia y que tiene por objeto estudiar los caracteres extrínsecos e intrínsecos de los documentos. 

Según esta ciencia una Real Cédula es un documento que se caracteriza por iniciarse con la intitulación, pero destacada del texto en una sola línea, sigue a continuación a quien va dirigida, carece de salutación, pasando directamente a la exposición de motivos y texto. La fecha comienza con la tópica, es decir el lugar de su expedición, y sigue con la cronológica, día, mes y año. Lleva la firma autógrafa del rey.

La Real Cédula de 2 de mayo de 1492, no se conserva en nuestro archivo, pues ésta fue dirigida al Concejo de Madrid. Lo que si conocemos es su contenido, pues fue transcrita por el primer cronista de esta localidad, Laureano Montero, en su libro publicado en 1890.

Por el contrario, si conservamos una emitida por el rey Fernando el católico el 13 de enero de 1503, y que va dirigida a la Chancillería de Valladolid en la que les conmina a que sean diligentes en la causa abierta por los agravios y maltratos que sufría el concejo de San Sebastián de los Reyes por parte de Juan Arias de Ávila y su lugar de Alcobendas, y que lo vean antes que otros pleitos pendientes.

La Real Chancillería de Valladolid era el más alto tribunal de justicia de la Corona de Castilla, fundado en 1371 por el rey Enrique II, conocido con los sobrenombres de el de las mercedes o el fatricida, este último por haber dado muerte a su hermanastro Pedro I, para unos el cruel y para otros el justiciero. La Chancillería fue disuelta en 1834.

En el Reino de Castilla existían dos Reales Chancillerías, la de Valladolid y la de Granada, la primera veía todos los pleitos y sentencias, y abarcaba las tierras sitas al norte de las aguas del río Tajo y la de Granada las tierras de aguas abajo del Tajo.

Siguiendo con los documentos reales que se conservan en nuestro Archivo Municipal, vamos a ver otra serie de gran importancia para la historia y las tradiciones de nuestra localidad como son las Provisiones Reales.

Según la Diplomática el término de Provisión Real designa a un documento que se caracteriza jurídicamente por estar siempre dictado a instancia de parte. Ello se expresa en la exposición, donde se habla de la reclamación presentada por un querellante contra la lesión de un derecho y de la petición del remedio. Suelen ser siempre más desarrolladas y solemnes que las de una real cédula. Van firmadas la mayoría por el Consejo Real, con la autorización expresa del monarca. Estos documentos son utilizados hasta el siglo XVI.

En nuestro Archivo se conservan algunas provisiones reales, de entre ellas destacaremos la fechada en Madrid el 24 de marzo de 1525, de la Cancillería del Emperador Carlos I de España y V de Alemania y de su madre la reina doña Juana.

Este documento va dirigido a los comisarios y tesoreros de la Santa Cruzada del Arzobispado de Toledo, pues han cobrado una serie de maravedíes a algunos vecinos por ser de “advocaciones, cofradías, devociones e hospitales” y no tienen rentas ni propios y si que han hecho “comidas, colaciones, caridades, procesiones, misas, limosnas y correr toros”, y que hacen estos gastos de sus propias bolsas y por los testamentos que hacen o han hecho las personas que mueren en él. Y se conmina a los oficiales de la Santa Cruzada a que les restituyan lo que les han cobrado sin costa alguna, y que no les molesten y que si los tienen descomulgados les absuelvan y les quiten el entredicho, so pena de sanción de diez mil maravedíes para la Cámara Real.

En el contexto del documento se deduce que estas celebraciones vienen haciéndolas de tiempo atrás. Que estos hechos que en este documento se presentan no eran recientes.

Es de vital importancia para nuestra historia y tradiciones este documento, pues en él se recoge por un lado el sentimiento religioso y caritativo de nuestra localidad como es la existencia de cofradías, ya comentaré en otro momento algunas de las que han existido, así como de procesiones y atenciones hospitalarias.

Lo que es destacable es que se menciona por dos veces en esta Provisión Real de que se corren toros, de ahí que se tenga como origen de nuestros encierros la fecha de 1525, aunque éstos se venían realizando algunos años antes, pero se ha fijado esta fecha por estar documentado.

Es de destacar la diferencia que existe en la intitulación de las provisiones reales de las reales cédulas, pues éstas se inician con una sola línea: El Rey. Por el contrario, en las provisiones reales se mencionan todos los títulos del rey. En el caso de la presente provisión citada de 1525 y transcrita en lenguaje actual, su comienzo es el siguiente:

“Don Carlos por la gracia de Dios rey de romanos, emperador semper augusto y doña Juana, su madre y el mismo don Carlos por la misma gracia, reyes de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias y tierra firme del Mar Océano. Condes de Barcelona. Señores de Vizcaya y de Molina. Duques de Atenas, de Neopatria, del Rosellón, de la Cerdaña. Marqueses de Oristán y Gociano. Archiduques de Austria. Duques de Borgoña y de Brabante. Condes de Flandes y del Tirol, etc.”

En este documento es de comentar que en él figura que Carlos ya es emperador de Alemania, por tanto. siempre se ha dicho al referirse a este monarca como Carlos I de España y V de Alemania.

Desde estas líneas propongo a nuestras autoridades municipales y de forma especial a los responsables de cultura ha que organicen visitas para que nuestros vecinos y vecinas conozcan la riqueza documental que encierra nuestro Archivo Municipal, pues esto que aquí he expuesto es la punta del iceberg, estoy seguro qué se cuenta con el apoyo del Archivero Municipal y todo su personal y yo como Cronista Oficial de la Ciudad me ofrezco a colaborar en todo lo que sea menester.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here