Lío entre el Juventud Sanse y el Rayo Vallecano por un error de comunicación. Este domingo se enfrentaron los equipos femeninos senior de categoría preferente y lo noticioso no ha sido el resultado, sino una serie de acontecimientos que empezaron con un tuit del equipo del norte de Madrid denunciando una situación y acabó con ese mismo tuit borrado.

Según explicaba el Juventud Sanse este domingo por la mañana las jugadoras se tuvieron que cambiar en la calle para disputar el partido. «¿No hay ni un espacio dentro para que se puedan cambiar sin tener que hacerlo en mitad de la calle? Lo que está haciendo hoy el Rayo Vallecano es impropio de su categoría»

Sin embargo, tal y como publica Unión Rayo, «este medio ha hablado con el club rayista quien asegura que el protocolo es claro desde hace más de un año. Dejan entrar 45 minutos antes a las instalaciones. Y en dicho protocolo se pide que vengan los jugadores/as cambiados. Cada equipo tiene un sitio marcado en la Ciudad Deportiva para cambiarse botas, un vestuario a su disposición para uso de servicios, un espacio en las jaulas (para dejar material)… entre otras cosas»

Además Unión Rayo apunta a que según el Rayo Vallecano, «el entrenador del equipo visitante llegó sin saber la información de la hora de entrada y quiso entrar antes; algo que se le negó ya que todo está marcado en el protocolo y la directiva visitante tenía la información del horario de entrada. Fue entonces cuando decidió mandar cambiar a sus jugadoras fuera de la Ciudad Deportiva».

Posteriormente el Juventud Sanse echaba para atrás sus afirmaciones y aseguraba que «había un protocolo que establecía que se podía entrar 45 minutos antes, nuestro equipo ha llegado con algo más de tiempo antelación. Desde seguridad del club sólo se ha indicado la zona para calentar y permiso para entrar al baño, en ningún momento zona de cambio”.

Finalmente acabaron por borrar esta serie de tuits una vez aclarado el tema. Además, achacan ese suceso a la seguridad y no al club, como indicaron previamente en Twitter. El Juventud Sanse puso un último mensaje: “Parece ser que se trata de un fallo de comunicación entre la seguridad del club y nuestro cuerpo técnico, donde no se nos ha indicado ningún lugar de cambio tal y como se establece en el protocolo del Rayo Vallecano. Por parte del Juventud Sanse zanjamos el tema“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here