Diario De Sanse publicó ayer una noticia en la que usuarios del ‘pipican’ del parque de Los Arroyos se quejaban del estado de este parque para perros. Aseguraban que si no es por ellos mismos, el parque para perros no tendría ningún tipo de mantenimiento. Desde el ayuntamiento han querido dar su versión y viene a contrastar la versión y realidad que transmitieron los dueños de los perros en el día de ayer.

Vídeo del estado en el que se encuentra el ‘pipican’ y opinión de sus usuarios

Desde el ayuntamiento aseguran que e siguen las pautas establecidas especificadas en el contrato de servicio de conservación de las zonas verdes siendo estas supervisadas y auditadas por el servicio de inspección asociado a dicho contrato. Entre estas pautas y el programa de mantenimiento se encuentra la limpieza diaria, tanto de las superficies como de las papeleras. Los vecinos, por su parte aseguraban y mostraban que no había limpieza aparente. De hecho, como se observa en la siguiente imagen, tienen instrumentos propios para limpiar ellos mismos el recinto.

Las dos versiones se desmienten entre sí. También lo hacen en el siguiente punto en el que el ayuntamiento que se realiza una desinfección semanal con encinas de etanol y otros componente biodegradables. Los usuarios, aseguraban no haber visto nunca ningún tipo de limpieza a fondo.

Otro de los puntos polémicos de los que más se quejaban los dueños de los perros eran los agujeros. El ayuntamiento transmite que anualmente se realiza la sustitución de la arena, en una profundidad mínima de 15 cm. Según los informes de seguimiento, en este área canina, concretamente, ya se realizó la reparación de hoyos y terrizas en noviembre atendiendo un parte de incidencias. Sin embargo, las imágenes del muestran la gran cantidad de hoyos y agujeros de gran profundidad que tiene el parque. En este caso, lo que demandaban los dueños de los canes es que este relleno de agujeros se realice con una mayor frecuencia. Como se puede comprobar en las imágenes, los agujeros no pueden esperar hasta el próximo noviembre para ser rellenados.

En este mismo parque canino, la última actuación fue el desbroce y limpieza de hierba y espigas que pueden ser peligrosas para los animales. Así pues, esta es la versión de un ayuntamiento que muestra el sistema de mantenimiento existente para los parques caninos. Un mantenimiento que, según los usuarios de estos recintos, no se cumple y continuarán reclamando una mayor atención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here