Las piscinas cubiertas y el spa del Polideportivo Dehesa Boyal de Sanse, cerrarán durante todo el mes de agosto. Concretamente, lo harán entre el 2 y el 31 de agosto por mantenimientro.

Cada año hay una época en la que se deciden llevar a cabo las tareas más grandes y necesarias de mantenimiento. En este caso, será durante el mes de agosto al completo. A pesar de cerrar estas instalaciones interiores, se podrá disfrutar de la piscina exterior igualmente.

“Es la parada técnica de todos los veranos con el fin de hacer las limpiezas más profundas y reparaciones que no se pueden hacer durante el año con los usuarios”, explica el Roberto Alcaide, director adjunto en AOSSA Sport, empresa que se encarga de la gestión deportiva de Sanse.

 

En este sentido, estas labores no coinciden con las del espacio Viña Fitness -que se hacen a principios de septiembre- para que siempre haya piscinas climatizadas a disposición de los vecinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

4 × 4 =