La Policía Nacional detuvo a un hombre de 45 años acusado de quemar contenedores y coches en Alcobendas y Sanse durante al menos dos semanas, según fuentes jurídicas. En el momento del arresto el supuesto pirómano llevaba acelerantes del fuego, rollos de papel higiénico, un martillo, cerillas y varios mecheros. De momento, se le acusa de calcinar 20 contenedores y cuatro coches.

Contenedor calcinado en la calle Pasarela

El detenido es una persona que vive de okupa en un trastero y podría sufrir algún tipo de trastorno mental, a tenor de las primeras averiguaciones. Residía antes en un pueblo del norte de Madrid y lleva varios meses durmiendo en el habitáculo de un viejo edificio.

Sin embargo, tras varios días en el calabozo y prestar declaración el hombre ha sido puesto en libertad. Los agentes temen que vuelva a reincidir en estos actos.

La Policía llevaba varios días detrás del presunto pirómano debido a las denuncias recibidas por el fuego de contenedores. Además, alguien grabó un vídeo en el que se veía a un hombre que se acercaba a un contenedor y comenzaba a arder en la calle Pasarela de Sanse. El vicealcalde, Miguel Ángel Martín Perdiguero, subió el vídeo a sus redes sociales.

La semana pasada los agentes localizaron al sospechoso cuando se encontraba de madrugada junto a unos contenedores de basura municipales en la calle Real Vieja de San Sebastián de los Reyes. Al ver a la Policía Nacional empezó a correr, pero fue arrestado. En ese momento, los agentes ya se sorprendieron por el olor a humo que desprendía. Al registrar una bolsa azul que llevaba los policías hallaron un bote de alcohol, papel, mechero y cerillas.

 

Objetos que el detenido llevaba en el momento del arresto

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

4 × cuatro =