El pasado 7 de junio de 2021, la Comunidad de Madrid autorizó la caza de jabalíes en la urbanización de Ciudalcampo del municipio de San Sebastián de los Reyes mediante la modalidad de esperas o aguardos de jabalí con arco.

Ante este hecho, varios han sido los que han alzado la voz para oponerse a esta iniciativa romovida por el ayuntamiento. Entre ellos se encuentra Podemos Sanse. El partido ha denunciado a la Fiscalía la caza de jabalíes en Ciudalcampo. Sanse Antitaurino y Animalistas Sanse también han emitido un comunicado en el que manifiestan que están en contra de esta medida.

Foto de Animalistas Sanse

Denuncia ante la Fiscalía

Desde Podemos, recogen las denuncias de colectivos animalistas de la zona  para presentar un escrito de denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente ante lo que consideran no solamente una autorización inmoral, sino también ilegal, para cazar jabalíes en el entorno urbano de la urbanización Ciudalcampo.

La argumentación utilizada se apoya en o 15.3 de ORDEN 1528/2020, de 16 de julio, de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad donde podemos leer: “Cuando la presencia de cualquier especie de caza mayor de las definidas en esta Orden pueda originar daños en los cultivos, pastizales, a la fauna o a la flora, así como para prevenir accidentes de tráfico o la difusión de epizootias y zoonosis, la Consejería competente en materia de medio ambiente podrá autorizar, si procede, la celebración de aguardos y esperas en cualquier época del año, en cualquier clase de terreno cinegético.”.

Desde el partido han consultado con el área de Medio Ambiente de San Sebastián de los Reyes y no existe ningún informe acreditativo de tales daños o peligros, además de que tampoco existe ningún censo municipal ni autonómico sobre el número de jabalíes en la zona que pudiera sostener el argumento de la superpoblación en el entorno.

Por las características urbanas de la zona de caza propuesta, según Podemos, puede resultar inviable el cumplimiento del artículo 14.b del Decreto 506/1971, de 25 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la Ley de Caza de 4 de abril de 1970: “los límites de la Zona de Seguridad serán los que alcancen las últimas edificaciones o instalaciones habitables, ampliados en una faja de 100 metros en todas las direcciones.” Este incumplimiento supone un peligro para toda la vecindad, paseantes y deportistas de Ciudalcampo que verán a partir de ahora y hasta el próximo 31 de julio, si la fiscalía no lo impide, a cazadores lanzando flechas en las inmediaciones de sus domicilios.

El Ayuntamiento no ha instalado ningún cartel informativo en la zona, ni ha sacado un bando municipal, con lo cual entendemos que no ha querido darle publicidad, aumentando de esta manera el peligro para la vecindad de la urbanización y los deportistas que la frecuentan.

Foto de Animalistas Sanse

Un caso aso similar se ha vivido en las últimas fechas en el municipio madrileño de Valdemorillo, donde el Ayuntamiento había concedido un permiso similar para la caza con arco de jabalíes y lo acabó suspendiendo a los pocos días por los argumentos aportados por las asociaciones ecologistas y la representante de Podemos en ese municipio.

Por eso, el partido morado, ha notificado los hechos a la Fiscalía de Medio Ambiente y espera que resuelva de urgencia para poner fin a este desacierto.

Recogida de firmas

Animalistas Sanse también se opone a esta matanza que se comete contra la especie del jabalí. Por ello, además de condenar este hecho, ha promovido una campaña de firmas en la plataforma de change.org.

 

En la campaña, esperan que los vecinos de sanse firmen para frenar espta iniciativa. El ayuntamiento vuelve a llevarse críticas por despreocupación con las especies animales.

También Antitaurinos Sanse han emitido un comunicado en el que rechazan totalmente esta iniciativa. De momento habrá que ver cómo evoluciona la denuncia interpuesta por Podemos Sanse, además de la campaña de firmas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecisiete − tres =