Si hay algo bonito en el fútbol más allá de la diversión y la vistosidad del propio deporte, ese algo son los sentimientos. Sentimientos a flor de piel cuando se marca un gol, con una parada salvadora, con un logro, con un fracaso o con un reencuentro. Un reencuentro que se dará este domingo en el Francisco de la Hera. El Extremadura UD recibirá al Sanse para luchar por el play off de ascenso. Uno de los jugadores que recibirá al conjunto madrileño de manera especial será Saúl.

Saúl defendiendo los colores del Extremadura UD

Saúl González defendió los colores del Sanse durante seis años, el club en el que más ha desarrollado su carrera. Como él mismo dice en la rueda de prensa previa al partido del domingo, el club de su vida. Sin embargo, «a partir del minuto uno no habrá amigos ni sentimientos». El partido será de los duros, en los que los dos equipos competirán al máximo porque se juegan nada más y nada menos que el pase a los play off de ascenso.

Saúl está ilusionado por el partido y con ganas de recibir al club que defendió durante tanto tiempo. Al ser preguntado sobre si celebraría un posible gol o no, respondió que es algo que ha hablado ya con amigos pero no sabe si lo celebrará o no, dependerá del momento y lo que sienta si es que acaba marcando gol.

El amor que tiene por el Sanse es indudable. La mirada se le ilumina al escuchar el nombre de su antiguo club y se intuye cierta sonrisa escondida tras la mascarilla. «El Sanse es el club de mi vida, es el club que me ha criado, pero el domingo desde el minuto uno ya no habrá amigos ni sentimientos», declara un agradecido y profesional Saúl que dará todo lo posible por ganar con el Extremadura UD.

Por otro lado, el lateral derecho, analiza como será el partido del domingo. Y es que, Saúl, ha visto gran cantidad de partidos del Sanse esta temporada como él mismo reconoce. Esta temporada acudió incluso a Matapiñonera para ver al equipo. Del análisis del partido, destaca que el Sanse se adapta muy bien al repliegue, a salir al contragolpe y asegura que será un partido largo y complicado. También señala que tendrán que echar un ojo a la dinamita que el equipo de Marcos Jiménez tiene arriba.

Saúl jugará tras volver de lesión con el Castilla. Parece que esta semana se habrá adaptado ya al nivel físico y estará totalmente disponible para disputar los 90 minutos. Lo que queda claro, es que para el jugador será un partido muy especial. Sin embargo, lo más especial se espera que sea en la vuelta cuando el jugador regrese a Matapiñonera y se reencuentre con su anterior afición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here