Los vecinos de Moscatelares continúan enfadados y cansados por la situación que viven desde hace tiempo en su zona. Desde Diario de Sanse ya hablamos con los vecinos sobre la limpieza y el abandono de vehículos en sus calles. El ayuntamiento, recientemente, ha colocado señales para indicar prohibir el estacionamiento y la circulación de vehículos pesados de más de 5’5 toneladas. Además de esto, las placas también marcan un límite de velocidad de 30 Km/h. Sin embargo, estos carteles han generado un gran enfado entre algunos vecinos de Moscatelares. Consideran que hay cierta hipocresía en esta implementación de las señales.

El alcalde y el vicealcalde presentes en la colocación de las señales

Los vecinos sienten que el ayuntamiento les está tomando el pelo, dicho así por uno de los residentes de Moscatelares. Este sentimiento viene de lejos, pero se ha agravado con las señales. No entienden como durante años ha habido vehículos como camiones abandonados en sus calles y no han sido retirados. Consideran inverosímil que incorporen placas prohibiendo algo que no solucionan. Según los vecinos, la solución no está en estas señalizaciones. Para ellos, la solución se encuentra en retirar todos los camiones abandonados que hay en la zona. Uno de los vecinos realiza una comparación con un vertedero: «si quieres prohibir que tiren basura en un vertedero, primero retiras la basura y después colocas las señales de prohibición. En el caso del ayuntamiento es al contrario, ponen los carteles de prohibición, pero los camiones abandonados siguen ahí». Es por esto que califican de «tomadura de pelo» esta medida.

Por otro lado, indican que los carteles de prohibición son simplemente carteles y lo que se debería hacer es actuar. Por ello, piden que en lugar de señales, haya más vigilancia y se sancionen a aquellos que se salten las normas. «De que sirven las señalizaciones si los vehículos pesados siguen circulando y no hay vigilancia ni regulación del tráfico», declara uno de los vecinos de Moscatelares. Para ellos, esta medida aumenta su crispación porque sienten impotencia de ver como su zona continúa igual de mal, con coches y vehículos abandonados, y que el ayuntamiento en lugar de retirarlos, se dedique a poner señales que, según ellos, no sirven de nada porque no hay sanciones.

Así pues, la crispación se ha generalizado entre el vecindario porque no se entiende como se ponen señales sin antes haber sancionado o retirado aquello que precisamente se prohíbe. Es por ello, que seguirán quejándose y reclamando que todos esos vehículos que llevan más de un año abandonados, sean retirados. Además, quieren sanciones efectivas que provoquen que las personas no cometan más infracciones porque según los vecinos, las señales de prohibición son indiferentes.

1 Comentario

  1. Esta señal ha hecho que multen a furgonetas y autocaravanas que pagan su impuesto como cualquier otro coche y no exceden los 3500 klg, me parece bien que camiones de alto tonelaje aparquen mas retirados por los ruidos que generan, pero se agarran a que en la placa pone que solo pueden aparcar turismos y motos, con eso ya multan todo lo demás, es injusto que estas restricciones se apliquen en este barrio que parece tan exclusivo, si retiraran los vehículos abandonados y se dejasen de tanta sanción, se habría solucionado todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here