El Ayuntamiento de Sanse ha suspendido en poco más de una semana la cabalgata estática de los Reyes Magos y los actos de las fiestas patronales de enero en honor a San Sebastián Mártir. Dos decisiones que le han valido al consistorio críticas de aquellos que están disconformes. Sin embargo, esta decisión tan valiente como impopular era necesaria. Todos debemos comprender que no es momento de celebrar nada sino de cuidarnos para bajar las altas cifras de coronavirus.

Datos de coronavirus en Sanse del 5 de enero

«El Ayuntamiento de Alcobendas ha tenido su cabalgata» o «podría haberse hecho una alternativa para los niños» son frases que se han repetido durante estos días. La indignación se ha apoderado de algunas familias que ya habían sacado la cita previa necesaria para el evento. Es comprensible, pero no podemos olvidar que la salud es lo primero. No hay mayor acto de amor a los más pequeños que salvarles de un posible contagio del virus aunque se pongan medidas sanitarias.

Ya habrá tiempo, si hacemos las cosas bien, de celebrar lo que queramos en el último tramo de 2021. Quien sabe si incluso las fiestas de Sanse. Centrémonos en esas fechas para comenzar el ocio, por muy leve que sea. Mientras tanto toca ser responsables.

Este debería ser el primer paso de otras medidas que tendrían que tomar los que mandan a nivel local, autonómico y estatal. ¿Las terrazas son necesarias en enero? ¿Se tiene que permitir tanta gente en espacios cerrados como centros comerciales para salvar la economía? ¿por qué no se ponen más sanciones a los irresponsables que van a fiestas ilegales o a los que llevan la mascarilla mal puesta? Esto no es juego. Las cifras de coronavirus han vuelto a subir y se espera un primer tercio del año muy duro. Es hora de actual con contundencia para evitar el confinamiento total. El ciudadano espera políticos resolutivos y no aquellos que se escudan en el «y tú más».

51.430. Lamentablemente este no es el número de la Lotería de Navidad. Son los fallecidos oficiales en España (últimos datos actualizados), desde que comenzara esta pesadilla. A veces se nos olvida (a los medios de comunicación incluidos) que está muriendo gente por la pandemia. Se trata de hacer una vida lo más normal posible sin ponernos en peligro. Una cabalgata o una festividad patronal lo es. Cuidémonos porque nadie lo va a hacer por nosotros.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

10 − 5 =