Pensamos que al salir del estado de alarma todo volvería a la «normalidad», obviamente con un correcto autocuidado individual pero como en todo, siempre hay una excepción.

El rebrote es un hecho y para evitar contagios, la Comunidad de Madrid ha apretado las tuercas en medidas de seguridad, volvimos al uso de mascarillas obligatorio, reducción de personas en las terrazas y ahora con «cartilla COVID-19».

Pero no solo debemos cumplir con las medidas preventivas, tenemos que estar «bien» inmunológicamente. Para ello la alimentación es esencial y mantener unas defensas altas es el mejor escudo en contra el COVID-19.

Por eso, Diario de Sanse se ha puesto en contacto con algunas fruterías de nuestra localidad– «Las ventas empezaron bien si las comparamos con las otras semanas de julio. Las frutas que más se llevan son melón, sandia y melocotón pero no hay miedo a la hora de adquirir los alimentos, no es como durante el confinamiento” nos explica Raúl, empleado del Efecto Fruta Sanse. Sin embargo, no todas las fruterías coinciden con él. “Nada, no tenemos clientes. Durante el confinamiento hemos tenido muchas personas pero ahora no hay usuarios” explica el encargado del Comercial Dehesa.

También explican que por ser muy reciente el anuncio del rebrote no hay mayor demanda en el sector alimenticio. Podemos concluir que hay opiniones controvertidas en las fruterías de Sanse pero el miedo por los momentos no reina como durante del confinamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here