El pleno de Sanse ha aprobado la moción del PP sobre pedir una investigación independiente para saber que ha ocurrido con los test de seroprevalencia prometidos por el gobierno municipal, junto con el de Alcobendas. «¿Quién ha dado luz verde a esto?» «¿Quién ha hecho las notas de prensa que anunciaban que se iba a hacer los test?», eran dos de las preguntas planteadas por la formación conservada. Además de los populares, Izquierda Independiente ha votado a favor. El resto de fuerzas se han abstenido.

Recordemos que, tal y como hemos demostrado varios medios de comunicación, tanto el gobierno de Sanse como el de Alcobendas solo han entregado a la Comunidad de Madrid una carta firmada por sendos alcaldes y vicealcaldes de las localidades. Una acción que no tiene validez para esta petición, ya que la Comunidad de Madrid se remite a que deben rellenar los datos e información que vienen en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. El ayuntamiento de Sanse respondía a esto días atrás que «primero el organismo regional debe contestar a la carta para iniciar este trámite».Por tanto, oficialmente no han hecho la petición.

Carta entregada a la Comunidad de Madrid por los gobiernos de Sanse y Alcobendas

Sin embargo, la moción ha estado marcada por el cara a cara dialéctico entre Ciudadanos y el Partido Popular. Por los naranjas, el vicealcalde Perdiguero comentaba en su turno de palabra que «la moción es muy floja. Roza la ridiculez. Trata de engañar a los vecinos. Es necesaria para pasar un rato divertido en el pleno. ¿Ustedes siguen pensando que no nos hemos comunicado con la Comunidad de Madrid? A veces me pregunto quienes les asesora a ustedes. Representan a un partido serio. Dejen de hacer el ridículo y de meter miedo a los vecinos», señalaba con dureza.

Además, Perdiguero apuntaba que la Comunidad de Madrid ya ha contestado a la carta de solicitud que presentaron los gobiernos de Sanse y Alcobendas. Tendrán una reunión telemática con la consejería de sanidad el próximo miércoles para tratar el tema.

Ismael García Ruíz, portavoz adjunto del PP de Sanse, le contestaba: «Hay mucha gente a la que no le hace falta hablar para hacer el ridículo. Ustedes han mentido desde que han llegado al cargo«, apuntaba.

Más allá de esto, el resto de la oposición mostraba su posición. Juan Angulo, de Podemos, afirmaba que «es cierto que este equipo de gobierno abusa de notas de prensa. Este es un gesto que le resta al gobierno municipal porque es peligroso. La gestión de las expectativas es fundamental en liderazgo político. De no cumplirse puede generarse frustración en la ciudadanía», declaraba.

Javier Heras, portavoz de Más Madrid -IU – Equo, también era crítico con la moción. «El PP ha traído una moción que es una estrategia contra el equipo de gobierno. Esto es un tedio. Ustedes han pedido la dimisión del alcalde y el concejal de salud por este tema cuando en Pozuelo el PP ha hecho lo mismo»,señala

Por su parte, Vox e Izquierda Independiente se mostraban más favorables. Alejandro Caro, por Vox alegaba que «creemos que los funcionarios ya tienen suficiente trabajo como para darles más carga. Esto es una solicitud política. Esto tiene fácil solución. Que el equipo de gobierno responda a esta pregunta. Respecto a los expertos, hace unos días decían que las mascarillas no eran obligatorias», asevera.

 

Por último, Juan Torres, de Izquierda Independiente, señalaba que «la realización de test masivos es controvertida, pero hay otro debate. ¿Quién debe pagarlos? En esta moción no se está discutiendo esto, sino que el equipo de gobierno anunció a «bombo y platillo» que los iba a hacer. Había gente que se ha interesado por este tema. Es increíble que esto genere más expectativa que las ayudas para dar de comer a los más desfavorecidos. Estoy de acuerdo en que se investigue. De los test no sabemos nada», concluía.

En definitiva, batalla política y, mientras tanto, los vecinos de Sanse no tienen todavía los test prometidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

11 + 8 =