El Sanse ha empatado contra el Real Oviedo «B» 1-1, en un partido que será recordado por dos partidos claramente diferenciados. Uno con 5-4-1 del Sanse con posesión, pero sin ocasiones. Y otro con 4-4-2 por el 0-1 en contra que le dio un aire más ofensivo. Josico ponía un once sin delanteros en el 5-4-1 ya clásico. Julio Delgado era la gran novedad en el extremo derecho. El resto eran los más habituales.

Remar en contra muy pronto

El partido comenzaba con un Sanse mandando con la pelota y llegando a zonas de peligro a través de centres por banda. Sin embargo, no llegaban a buen puerto. El Oviedo «B», por su parte, esperaba calmar el espíritu de necesidad de los franjirrojos con el paso de los minutos y aprovechar sus opciones. Y en la primera que tuvieron ponían el 1-0. Javi Mier se aprovechaba de una salida de Irureta y la pelota le llegaba libre para empujarla. Minuto 10 y ya tenían los nuestros que remar en contra.

El Sanse, en uno de sus últimos partidos

Esta vez la reacción del Sanse no se hizo esperar y respondió con varias ocasiones. Un lanzamiento de falta de Raúl Hernández y otro de Felipe Sáez ponían el picante a lo que era una evidencia. Ganar para no perder la última bala de la salvación. La mala noticia para los del norte de Madrid es que con el paso de los minutos cada vez llegaban menos al área contrario. Eso sí, tenían el dominio de la pelota.

Antes del descanso, la cosa pudo ser peor. Irureta salvaba a los suyos con la segunda finalización de los asturianos que casi entra. Tocaba ser más ofensivos en los segundos 45 minutos. El 5-4-1 no da para salvar la categoría.

Con delanteros es más fácil marcar

Nada más salir del descanso, el Sanse tenía otro aire. Continuaba con cinco defensas, pero había dado un paso adelante para ganar. Estellés y Fer Ruíz ponían las ocasiones iniciales, pero la mejor llegaría tras modificar el sistema. A la hora de partido Josico daba entrada a Joel y Pablo Aguilera por Bolaños y Raúl Hernández. 4-4-2 para un equipo que debía ganar. Y en el minuto 66 daban ese punto más con el 1-1. Pablo Aguilera, nada más entrar, ponía el empate con un mano a mano bien finalizado. Con dos delanteros es más fácil ganar.

El Sanse, en uno de sus últimos partidos

Fue el punto de inflexión para los de Matapiñonera. A partir de ahí atacaban más y creían en la victoria con argumentos ofensivos. Gullón, en el 75, ponía otra más con un cabezazo que rozaba el larguero. Era un aliciente para llevarse los tres puntos. Como también lo era la segunda amarilla del asturiano Amez. El Real Oviedo «B», en pleno bombardeo rival, se quedaba con diez.

En los últimos minutos continuó el dominio de pelota del Sanse con ocasiones. El Oviedo estaba dormido y lo tenían que aprovechar. Poco antes del descuento, Aguilera pudo poner el 2-1, pero el paradón del cancerbero rival puso la calma. Los Carbayones estaban muriendo en la orilla ante un Sanse valiente en cuanto sacó a delanteros y dejó atrás el 5-4-1 con el extremo Fer Ruíz arriba. El pitido final dejaba la moraleja de que si los de Josico hubiesen empezado con 4-4-2 otro gallo hubiese cantado.

Con este resultado, el Sanse se queda con 18 puntos, a nueve de la salvación directa, a la espera de lo que hagan sus rivales directos. El próximo sábado a las 17:00 horas se mide en Matapiñonera al Atlético de Madrid «B». Acumula tres partidos sin ganar ya.

El Real Oviedo Vetusta, con 28 puntos, se queda a tres del descenso, a la espera de lo que haga el resto. La próxima jornada viajará a Pontevedra para superar los cinco partidos seguidos que lleva sin ganar.

Berto; Jorge Mier, José Martínez, Álex Sánchez, Amez; Javi Mier (Marcelo,min.88), Tarsi; Villacañas (Javi Cueto, min.66), Riki, Teles (Prada, min.34); Obeng.

Irureta; Mario Hernández, Estellés, Gullón, Miguel Muñoz, Felipe Sáez (Tomas Kosut, min.86); Galindo, Bolaños (Joel, min.59); Raúl Hernández (Pablo Aguilera, min.65), Julio Delgado; Fer Ruíz.

1-0, Javi Mier, min. 10. 1-1, Pablo Aguilera, min.66.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here