En San Sebastián de los Reyes hemos tenido un caso reciente contra este periódico que muestra muy a las claras cómo se gobierna el Ayuntamiento. Diario de Sanse publicó un artículo informativo sobre los seis casos de violación que acontecieron en los nueve primeros meses de 2019. Durante un mes estuvimos pidiendo explicaciones a la Policía Nacional y a los concejales de Seguridad Ciudadana e Igualdad. Nadie dio explicaciones a pesar de ser un tema muy importante y que por sí solo crea alarma social.

Pero el Ayuntamiento sí que hizo cosas. Lo primero fue poner en duda que la noticia fuese real. Intentar transmitir que esto era una noticia falsa inventada por este periódico al que ellos llaman “web local” para intentar desprestigiarnos. Este argumento era patético por dos razones. La primera es que Diario de Sanse no inventa noticias (quizá sí lo hagan otros medios, pero no hemos venido nosotros para eso). La segunda es que los datos son públicos a través de la web del Ministerio del Interior y la noticia incluía un link directo a la fuente.

El Alcalde Narciso Romero y el Vicealcalde Perdiguero en rueda de prensa

Lo de hacer pasar por mentiroso a Diario de Sanse no es nuevo. En cuatro meses de vida del primer periódico diario de San Sebastián de los Reyes, el alcalde Narciso Romero no ha sido capaz de recibirnos porque su agenda no se lo permite. Por supuesto que tiene todo el derecho del mundo, pero era una reunión sólo para saludarnos, conocernos y que supiese de cómo va a ser nuestra labor informativa. Miguel Ángel Perdiguero sí que nos recibió tras varios meses de espera y fue una reunión difícil de explicar. Al terminar la reunión pensé escribir un artículo con los detalles de lo que pasó en ese despacho, pero prefiero darle al Vicealcalde el beneficio de la duda. Al grano. En esa reunión estuvieron en la que Perdiguero nos dijo que lo que publicamos “es basura y mentira”, los jefes de prensa de Ciudadanos y PSOE nos acusaron de mentir y contar cosas que no eran verdad. Ese tipo de acusaciones se hacen y se dejan correr, pero no es mi caso.

Mi respuesta fue la siguiente. “Por favor, dime exáctamente en que hemos mentido, porque no permitimos que alguien nos tache de mentirosos. No lo aceptamos. Podemos equivocarnos y sí es así lo reconocemos, pero si nos vas a llamar mentirosos, demuéstralo”. La respuesta fue que habíamos publicado dos entrevistas con asociaciones de Sanse y que nos habíamos inventado palabras que no se habían dicho en esas entrevistas y en las que ligeramente se criticaba al Ayuntamiento. De nuevo Diario de Sanse mentía. Pues bien, por suerte, este periódico graba sus entrevistas y buscamos los audios. ¿Quién mentía? No Diario de Sanse. Las palabras que publicamos eran textuales y entonces ya el problema era que nuestras opiniones no les gustaban, para intentar desviar la atención. Mi respuesta fue de nuevo que “la próxima vez que queráis desprestigiarnos pensadlo bien dos veces porque como ha quedado claro, nosotros no mentimos”.

Pasado un mes sin respuestas, en esta misma sección publiqué un artículo muy directo sobre los casos de violación y en el titular, entre interrogaciones, preguntaba si hay un violador en serie en Sanse. Pasar de un caso en 2018 a 6 en los nueve primeros meses de 2019 es muy preocupante y así lo plasmé en el artículo que tuvo un enorme impacto en las redes y que fue leído por más de 10.000 personas en las distintas plataformas de Diario de Sanse. Y no fue tan leído porque mi prosa o mis artículos sean brillantes. Fue leído porque es un tema que preocupante.

La respuesta del Ayuntamiento fue sorprendente. Nota pública del departamento de comunicación en la que se afirmaba que no hay un violador en serie en Sanse (bueno es saberlo porque antes no se quiso explicar) y luego una colección de ataques contra este periódico. Según Perdiguero, «este Gobierno rechaza informaciones que se publican sin contrastar y que crean una gran preocupación social, con la única finalidad de difundir una falsa sensación de inseguridad en Sanse». ¿Sin contrastar? Señor Perdiguero, la noticia no es de Diario de Sanse, es del Ministerio del Interior. Nosotros somos el mensajero.

Reportaje de Telemadrid

En la nota pública también se nos acusaba de no entender el problema de la violencia de género y las agresiones sexuales y de frivolizar con ello. De nuevo la respuesta es no. Además de periodista titulado, soy psicólogo (incluido un Máster en Psicología Clínica a través de la Universidad Europea). El año pasado impartí unas 40 charlas sobre violencia de género en toda España y en consulta hemos visto a decenas de mujeres que han sufrido violaciones. Por esa experiencia propia sé que la mayoría de los casos de violación no se denuncian y que cuando se han denunciado 6 en Sanse la realidad es que son muchos más. Aunque cada mujer responde de una manera diferente sé que tras una violación queda una vida marcada que en algunos casos no se supera nunca. Una violación es un drama demasiado grande como para frivolizar con ello. Pero le digo a todos los políticos y periodistas que están detrás del comunicado contra Diario de Sanse que se equivocan. Uno de los problemas de las víctimas es la falta de reconocimiento. Saber que te han violado, que no se ha detenido al agresor y que además parece que no se puede hablar sobre este problema es esconder la realidad y dejar a las víctimas en una situación de mayor indefensión (que nadie hable de este drama es restarle importancia y le aseguro que es muy importante).

Estoy de acuerdo con Perdiguero en una cosa. Dice que el titular de la noticia es injusto. A mí no me parece injusto pero tampoco estoy especialmente orgulloso del titular. ¿Por qué lo elegí? Por rabia. Me daba rabia que haya un problema tan importante y que nadie nos explicase qué estaba pasando. Llevamos cuatro meses en los que este Ayuntamiento se ríe de Diario de Sanse. En otros temas no me importa tanto que pidamos una entrevista con una concejala (medioambiente) y que dos meses después no nos la hayan concedido, pero en un tema tan grave no se puede aceptar que se sigan riendo de nosotros. No se ríen de Diario de Sanse. Se ríen de las 95.000 personas que viven en esta localidad y que quieren saber qué está pasando.

Días después del famoso comunicado, Telemadrid emitió un extenso reportaje sobre este caso de las violaciones y utilizó titulares como que “las chicas de Sanse viven con miedo”. Ese titular sí me pareció sensacionalista a mí porque se afirma algo generalizando y no creo que en Sanse se viva con ese miedo a salir a la calle. El reportaje, al ser emitido en una televisión con una audiencia mucho mayor que la nuestra, tuvo un gran impacto. Así que me puse a contar las horas para que el Ayuntamiento publicase una nota de prensa criticando a la televisión pública igual que había hecho con nosotros. Han pasado los días y las semanas y ese comunicado no se ha producido. Claro, no es tan fácil criticar a Telemadrid que hacerlo con un periódico local de reciente creación. Porque al mensajero se le mata cuando es pequeño como nosotros. Los cobardes, cuando el mensajero viene de un medio grande, agachan las orejas y no se atreven a decir nada. Es la forma de actuar de los cobardes. Atacar y abusar del débil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here