El Sanse ha ganado 1-0 al Sporting de Gijón «B» en un partido que será recordado por el gol de Miguel Muñoz y la falta de ocasiones claras por ambos equipos. Josico ponía en el once la novedad de Mario Hernández en el lateral derecho. El resto eran los más habituales de las últimas jornadas.

Algunas opciones de gol sanseras

El partido comenzaba con un Sanse abonado al 5-4-1. Con líneas muy juntas y esperando mejores momentos para atacar. Por su parte, el Sporting de Gijón «B», salía con un 4-2-3-1 ordenado, pero sin demasiado fútbol. Así, el primero en pegar fue el conjunto asturiano, obra de César García. Una jugada combinada acababa en un mano a mano que paraba Irureta. Fue la única ocasión de los visitantes en los primeros 45 minutos. A partir de ahí el Sanse generó más miedo, pese a que no fue demasiado arriba.

El Sanse, en uno de sus últimos partidos

Fer Ruíz fue el gran protagonista de las finalizaciones por la vía de la cabeza, ya que el extremo finalizaba todo lo que le llegaba. La primera, en el minuto 7, fue un cabezazo que se quedó en la raya de gol. La grada cantó el tanto, pero la pelota no entraba. El «23» del Sanse tuvo un par de tiros más. Dos cabezazos que se iban fuera por poco.

Es cierto, que los de Matapiñonera tuvieron más opciones al tener más la pelota, aunque tampoco fue muy superior. Ambos tenían que mejorar para llevarse la victoria. De momento, muy poco fútbol.

Tanto con cierre e Irureta hizo el resto

Tras el paso por vestuarios, el Sanse salía con un mismo guión. Tenía la pelota, pero tampoco se dedicaba a ir arriba. Eran llegadas ordenadas. En ese contexto, en el minuto 56, Miguel Muñoz ponía el definitivo 0-1. Una falta botada desde la frontal caía a sus pies y, tras un recorte al defensor, enchufaba un zurdazo a la red. Jugada de delantero, pero la hacía un central. El partido ya estaba donde querían los de Josico.

Tras el tanto, el equipo asturiano no se movió de su táctica de esperar para robar y salir. Un ejemplo de ese inmovilismo era que el primer cambio no llegaría hasta el minuto 76. Sin embargo, el Sanse, con el 1-0, se echó para atrás. Un mal que hace cada partido. Con ello, llegaron los fallos defensivos para entregar la pelota y las opciones de los de Mareo. Irureta tuvo que volver a vestirse de santo para salvar un mano a mano con Chiki y una falta directa de Garc a la hora de juego.

El Sanse, en uno de sus últimos partidos

Los últimos quince minutos de duelo fueron para dormirse. A excepción de un disparo arriba de Sandoval, nada inquietó en ambas porterías. El Sanse estaba cómodo en el repliegue y el Sporting tampoco le ponía ganas, más allá de pasar a jugar un 4-4-2. Lo más destacado fue el debut en el minuto 90 del delantero Pablo Aguilera que entró por Fer Ruíz.

El Sanse sumaba su segunda victoria consecutiva y se queda a ocho puntos de la salvación en la última posición, tras disputarse esta jornada completa. Todavía está lejos, pero ya llueve menos. Es lo más importante.

Con este resultado el Sanse se queda con 17 puntos. Jugará contra el Ibiza el próximo domingo a las 12:00 horas. El Sporting de Gijón «B», por su parte se queda con 27 puntos en zona media de la tabla. Se medirá al Pontevedra la próxima jornada.

Irureta; Mario Hernández, Estellés, Gullón, Miguel Muñoz, Pipe Sáez; Trabazo, Galindo,  Raúl Hernández (Bijimine,min.84) Julio Delgado (Iván Bueno, min.55); Fer Ruíz (Pablo Aguilera,min.90).

Javi Benítez; Guille Rosas, Pelayo Súarez, Villalón, Espeso; Mecerreyes (Javi Cobo,78) Gragera; Chiki (Iván Elena, min.83) César García (Pablo García, min.77), Garci; Sandoval.

Díaz Escudero (colegio murciano) Amonestó por los locales con tarjeta amarilla a Julio Delgado (min.30), Mario Hernández (min.66), Miguel Muñoz (min.85) y Pipe Sáez (min.89) y por los visitantes a Rosas (min.89). Partido disputado en Matapiñonera. Unos 700 espectadores.

1-0, min 57, Miguel Muñoz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here