La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes termina el año 2019 de una manera muy diferente al tal y como lo empezó. Mirando al 22 de diciembre de 2018, el equipo terminaba octavo con 27 puntos, y a solo tres de los puestos de playoff. Por tanto, el 2019 se presentaba como algo ilusionante para lograr algo bonito. Finalmente lo fue, al acabar la temporada 2018/2019 octavo con 56 puntos y consiguiendo la clasificación para la Copa del Rey.

Manolo Cano, entrenador del Sanse en la 2018/2019 y en 11 partidos de esta temporada

Sin embargo, el segundo tramo del año 2019 iba a ser muy diferente. Con un equipo prácticamente nuevo y unos nuevos dueños en la Dirección Deportiva, los franjirrojos encaraban la campaña 2019/2020 con el objetivo de hacer algo más que una zona media de la tabla. Manolo Cano, entrenador de la campaña anterior, era el encargado de comandar la nave de nuevo.

Sobre el papel, la plantilla era de grandes nombres: Emaná, Íñigo López, Gavilán… todos ellos consagrados en el fútbol de élite. Unido a un grupo de jóvenes con talento como Iván Bueno u otros veteranos con experiencia en bronce como Fer Ruíz o Rubén Valverde.

oznor

Nada más lejos de la realidad. La entidad acaba este 2019 en la última posición del grupo I de Segunda División B con 11 puntos, a diez de la salvación directa. Manolo Cano era destituido en la jornada 11 con dos victorias en el casillero. Llegaba Josico Moreno como salvación, y de momento solo ha logrado dos victorias (una en liga y otra en Copa).

Precisamente en la Copa del Rey está la gran esperanza de un año grande. El Sanse – Espanyol de la segunda ronda el próximo 12 de enero a las 12 pondrá el toque mágico. Podría servir para despegar en liga. Al menos, el último partido lo ganaron 4-1 al Pontevedra, cortando una racha de ocho partidos sin ganar. Ese es el camino. La salvación es muy difícil pero no imposible en 2020. Veremos como acaban.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × uno =