A estas alturas del año hay 30 familias que pasan por un momento complicado. 30 familias que habían decidido comprar una vivienda con la empresa Neinor y que ahora está en la calle. La empresa, que tiene otros terrenos en el municipio, les va a devolver la fianza que dieron, pero esto no compensa todo el daño generado. La otra parte de la historia es el Ayuntamiento y el concejal de Urbanismo que siguen dormidos en los laureles de la poltrona.

Dice la empresa que lleva 21 meses esperando a que se tramite su licencia para empezar las obras. Y dice que esa es la razón por la que recula, para el proyecto, y devuelve 6000 euros a cada persona que compró una casa. Teniendo en cuenta que en 21 meses de sólo había vendido un 30% de la promoción, me temo que la paralización tiene más que ver con el fracaso de ventas que con la licencia.

Alguien del sector me contó hace tiempo que con el precio que Neinor había pagado por este y otros terrenos de Sanse, tenía mucha curiosidad por ver cómo y a qué precio vendía los pisos. Y, por supuesto, los pisos salieron al mercado a precios prohibitivos. Esto no es la Moraleja, pero por precios lo parece. El mercado de la vivienda ha sufrido un frenazo y nadie se anima a comprar a estos precios. A los futuros propietarios se les da la opción de comprar otra vivienda nueva de Neinor en la zona, pero con precios que son iguales o peores que los de la urbanización Europa Homes. Y no es ya el precio, es que, con estos precedentes, ¿quién se fía de Neinor? Al dejar tiradas a tantas familias, son muchas otras las que dudarán si comprometerse con una empresa que decide sin tener en cuenta el daño moral que causa a las personas.

De vuelta al gobierno municipal, me gustaría contar la explicación del Ayuntamiento, pero no puedo. Una vez más se niegan a responder a las preguntas de Diario de Sanse. Este miércoles por la mañana se reunieron con la empresa, pero el concejal del área no quiere explicar a los ciudadanos (qué curioso) el contenido de esa reunión. Con el Ayuntamiento son todo preguntas.

Señor Perdiguero, ¿es normal que se tarde 21 meses en tramitar licencias urbanísticas municipales? ¿este es un caso excepcional o es habitual? Si la plantilla de arquitectos debiera ser de cuatro personas, ¿por qué sólo hay una? Se está intentando que entre otro arquitecto, ¿cuándo se incorporará? ¿qué pasa con las otras dos vacantes que no se cubren?

Si una empresa estudia implantarse en Sanse y lee noticias como esta, ya se pueden imaginar cuál va a ser su decisión. Huyen de aquí porque no es serio un municipio de 90.000 habitantes en el que sólo hay un arquitecto.

Hace una semana, por fin, Miguel Ángel Martín Perdiguero recibió a Diario de Sanse tras casi tres meses de espera. Nos dijo que él tiene un proyecto, que está haciendo lo impensable porque las cosas funcionen y que ha pensado un plan a 20 años para Sanse. Pues muy bien, me parece perfecto que piense en la ciudad de dentro de 20 años, pero hoy hay centenares de proyectos paralizados en sus oficinas y se necesita una solución. Si puede solucionarlo, hágalo. Si no puede explique por qué. Y por favor, deje de esconderse porque a usted lo eligieron los ciudadanos para que solucione los problemas de la ciudad y para que sea transparente en una concejalía tan sensible como Urbanismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here