La Asociación de Mayores para la participación ciudadana alega falta de personal en servicios de residencias y sanidad en nuestro municipio. Además, pide una “mayor transparencia de datos sobre las personas que necesitan atención”.

San Sebastián de los Reyes cuenta con varias organizaciones dedicadas específicamente a dar a conocer los problemas de las personas que tienen 65 años o más dentro del municipio. Una de ellas es AMAPACI (Asociación de mayores para la participación ciudadana). Carmen Galindo, como secretaria, y Maribel Mesón y Manuel López, como vocales, son tres de los setenta socios que la conforman. “Nacemos en 2012 porque el ayuntamiento no nos hacía caso. Estábamos haciendo un taller de música en la sala de actos del centro Gloria Fuertes y nos bajaron al sótano. Eso estuvo fatal porque olía a cloro de la piscina. Por ello decidimos juntarnos para resolver este tipo de situaciones”, afirman a diariodesanse.com

Es precisamente la relación Asociación – Ayuntamiento la clave para debatir sobre los servicios a los mayores de Sanse. “Los jubilados estamos desatendidos por la corporación.”, señala Maribel. Y es que AMAPACI  trabaja, desde el centro municipal de servicios como sede, en tres áreas de actuación que requieren “una mayor atención”. Pensiones, participación ciudadana y residencias. Además, colaboran en temas de sanidad con otras plataformas.

Así se lo hacen saber periódicamente a los diferentes partidos políticos locales, incluidos los de gobierno. “Hasta hace poco han sido escasas las oportunidades para participar en el Ayuntamiento. Ahora ya nos reciben, nos escuchan y ellos deciden”, señala Carmen. Sin embargo, se muestran muy críticos con los problemas presentes. En cuanto a residencias, aseguran que “hay accidentes en Sanse y la gente no denuncia porque vale mucho dinero. Los ayuntamientos no toman cartas en el asunto”. La causa de estos hechos la ponen en “la carga de trabajo del personal de las residencias tremendas. Se necesita más gente porque la oferta supera a la demanda”.

Sobre los remedios que da el Ayuntamiento a esto se muestran muy enfadados. “El Ayuntamiento nos dice que no es competencia de ellos. Tenemos que hacer que pidan a la Comunidad de Madrid responsabilidades”.

Misma circunstancia afirman que se da en la sanidad de San Sebastián de los Reyes. La falta de personal. “La torre cuatro del hospital Infanta Sofía está inutilizada por falta de trabajadores, camas… La gente que allí está a tope”, apunta Manuel. También reclaman un nuevo lugar de atención primaria. “Necesitamos un ambulatorio en Dehesa vieja. El de la zona de Rosa Luxemburgo se queda pequeño. La demanda supera a la oferta”.

La “inexistente transparencia de datos públicos”, a su vez, es un factor importante para AMAPACI de cara a poder ayudar a los mayores. “Estamos en el consejo sectorial de servicios sociales y no nos dan datos sobre que gente necesita comida y asistencia. Además, hace poco se incendió la residencia Virgen de la Esperanza de Sanse y preguntamos por ello. Nos dijeron en el Ayuntamiento que como era privada no nos podían informar de qué pasó. Los ciudadanos tenemos derecho a saber dónde van nuestros impuestos y como se aplica el dinero», asevera Maribel.

Esta organización no solo se queda en meras reivindicaciones, sino que las traslada al pleno municipal. El pasado 17 de octubre el consistorio municipal aprobaba una iniciativa en la que participó junto a otras plataformas: una moción sobre una nueva ley de residencias que permitirá una mayor calidad de vida de los mayores de Sanse.

AMAPACI también pone su esfuerzo en la defensa de las pensiones. “Hemos llegado a un acuerdo con otras asociaciones para trabajar como pensionistas de la zona norte. Defendemos unas pensiones públicas de calidad. Se deben mejorar según el poder adquisitivo”, asevera Carmen. No obstante, implican en este asunto a generaciones jóvenes . “Pedimos también a la gente de 30 años que desde su trabajo se dediquen a defender pensiones. Se ha metido en la cabeza que no va a haber pensiones y tratamos de combatir eso a través del contacto con los sindicatos de las empresas”, comenta Maribel.

A nivel local creen que se puede hacer mucho más en este aspecto. “En pensiones el ayuntamiento nos dice que la competencia es a nivel estatal. No traslada nuestras peticiones a quien corresponda”, apuntan.

¿Cómo se da a conocer AMAPACI entre la población de Sanse?

A través de la participación ciudadana. Otro de sus órganos de actuación. “Hacemos cuentacuentos para los niños y recogemos firmas para concienciar sobre nuestros problemas. A su vez, nos unimos a fechas emblemáticas. Como el 8 de marzo. En Sanse hicimos una charla el día 7 sobre las mujeres maltratadas mayores de 65 años”, explica Manuel. Toda esa inversión en actividades sale de los 20 euros que pagan los 70 socios. “No hemos pedido subvención. No la necesitamos”, afirma Carmen.

Muy importante para ellos es la colaboración con otras asociaciones locales. “Nos reunimos y entre todos nos damos cuenta que tenemos preocupaciones comunes. Así hacemos más presión y ayudamos más. Por ejemplo, con la asociación de vecinos de La Zaporra tenemos un acuerdo verbal de descuentos en actividades”, apuntan.

Al escuchar a Maribel, Manuel y Carmen queda clara la frase de la unión hace la fuerza. Y es que desde AMAPACI luchan por una vida mejor de nuestros mayores, pero dejan una reflexión final a instituciones y ciudadanía. “No hay conciencia de que todos envejecemos”, aseveran.   

Julio Gómez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 8 =