El fútbol modesto ha sido protagonista este fin de semana en Sanse. En un partido digno de otra categoría por su ambiente, el Juventud Sanse venció al Daganzo de manera épica. Con el apoyo ferviente de su afición, el equipo dio un paso crucial hacia su objetivo de ascender a Preferente.

El llamamiento del club para llenar los campos de fútbol de Dehesa Vieja no quedó en vano. En el enfrentamiento frente al Daganzo, rival directo por el segundo puesto, que otorga el ascenso a Preferente, los seguidores del Juventud Sanse respondieron masivamente. Con solo un punto separando a ambos equipos, la tensión en el aire era palpable.

Los goles de Belinchón y Cristian Domingo fueron la pieza clave en la victoria del Juventud Sanse, que ahora aventaja en cuatro puntos al Daganzo. Con tan solo cuatro partidos restantes en la temporada, el equipo se encuentra en una posición envidiable para alcanzar su meta.

Lo más destacado de este triunfo es que el Juventud Sanse depende de sí mismo para concretar el ascenso. La tarde del domingo en los campos de Dehesa Vieja fue testigo de un ambiente propio de un equipo de categoría.

 

Ahora, con la confianza renovada y el respaldo, el Juventud Sanse se prepara para culminar la temporada con broche de oro, consolidando su ascenso en los cuatro partidos que quedan por disputar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × dos =