El pasado jueves, la Policía Local de San Sebastián de los Reyes, a través del sindicato UPM, llevó a cabo una concentración para protestar por el cierre de la unidad canina y las condiciones laborales en las que se encuentran. La retirada de la unidad canina ha generado controversia, ya que mientras el ayuntamiento argumenta que los perros no están preparados, los propios policías sostienen lo contrario.

Además del cierre de la unidad canina, la plantilla de la Policía Local de Sanse está experimentando una reducción progresiva, sin que se saquen nuevas plazas. «Somos dos coches patrullando ahora mismo, hay compañeros que se están jubilando y cada vez somos menos», señalan desde el sindicato. Además, alegan que la situación es insostenible. Muchos miembros del cuerpo han solicitado la plaza para ser policía local en Madrid debido a las condiciones de trabajo.

Estas condiciones laborales están en entredicho debido al ambiente laboral, el sueldo y la carga de trabajo. Se deniegan libranzas por falta de personal y se percibe un clima de miedo por posibles represalias. Algunos miembros del sindicato no acudieron a la manifestación por temor a estas represalias políticas.

Desde el sindicato advierten que Sanse está quedando rezagado en cuanto a seguridad en comparación con municipios vecinos como Alcobendas, especialmente después de la eliminación de la unidad canina. Se ha observado una reducción significativa en las intervenciones e incautaciones de sustancias. Además, existe el riesgo de que personas acostumbradas a delinquir en Alcobendas opten por hacerlo en Sanse debido a la percepción de menor seguridad y la ausencia de perros para la incautación de sustancias.

 

El sindicato continuará reclamando mejoras en las condiciones laborales y un refuerzo de la plantilla para garantizar la seguridad en San Sebastián de los Reyes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dos × 3 =