Cuando parece que el Hankuk no se puede superar, el club de taekwondo de San Sebastián de los Reyes lo vuelve hacer. Esta vez lo hace de la mano de Viviana Marton Kiss. La joven atleta del club y estudiante del IES Atenea de la localidad ha logrado clasificarse para los Juegos Olímpicos de París 2024. La deportista venció sus combates con autoridad hasta llegar a las semifinales, donde no dejó apenas puntuar a su rival. Con los brazos levantados y con un fuerte abrazo a una emocionada Suvi Mikkonen, Viviana estaba en París.

Un abrazo muy especial con su coach, Suvi, ya que ella fue quién empezó el camino olímpico del Hankuk allá por 2012, cuando al director técnico del club, Jesús Ramal, se le metió entre ceja y ceja ser los mejores. Para ello el camino es largo y duro, pero han encontrado el método de cómo hacerlo. En Tokio todo el mundo se sorprendió con como una joven Adriana Cerezo de tan solo 17 años hacía historia en unas Olimpiadas. Pues bien, con la misma edad, Viviana ha repetido parte de la hazaña y con la misma edad ha logrado estar en París.

Quién estuvo a punto de hacer historia también fue Luana Marton, la gemela de Viviana. La actual campeona del mundo se quedó a un combate de la gloria olímpica y de compartir la experiencia de París con su hermana. Sin embargo, tal y como ellas dijeron: «si clasifica una es cómo si clasificásemos las dos».

 

Así pues, ‘la fábrica de campeonas’ sigue escribiendo más capítulos en su historia. Esto nos hace preguntarnos otra vez lo mismo: ¿cuál es el secreto? La respuesta es más sencilla de lo que parece: trabajo, diversión, unidad y excelencia. Ahora habrá que prestar atención a París, ya que no solo habrá que estar pendiente de Adriana Cerezo, también habrá que estarlo de una monumental Viviana Marton.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 + veinte =