Una cámara frontal instalada en el vehículo de un taxista capturó la dramática escena de un grave accidente ocurrido durante la pasada noche en la autovía A1, específicamente a la altura del circuito del Jarama en San Sebastián de los Reyes. El incidente no fue causado por el taxista, sino por una conductora kamikaze que, al parecer, ingresó a la autovía tomando una vía de salida como si fuera una incorporación, circulando en sentido contrario.

La mujer que conducía el vehículo lo hizo durante tres kilómetros hasta que provocó el accidente. Además, dio positivo en alcohol. Afortunadamente, a pesar de lo aparatoso del accidente, no hay que lamentar ningún herido.

El suceso tuvo lugar en el kilómetro 27 de la autovía A1, muy cerca de la salida al circuito de El Jarama. Se presume que el vehículo infractor ingresó a la autovía a través de la salida 28, utilizada comúnmente para acceder al circuito.

Una vez en la autovía y circulando en sentido contrario, el vehículo kamikaze se desplazó al carril izquierdo. Otros vehículos que ocupaban el carril central y el izquierdo frenaron al percatarse del peligro. Sin embargo, el taxista, sin poder visualizar al vehículo que se aproximaba en sentido contrario, intentó desplazarse al carril derecho, pero no tuvo tiempo suficiente para llegar al arcén. En ese momento, la conductora colisionó frontalmente con el taxi en el kilómetro 27 en dirección a Burgos.

 

Aunque no se conocen los daños específicos sufridos por los involucrados, las imágenes sugieren un impacto frontal-lateral que podría haber causado lesiones a ambos conductores. Sin embargo, ninguno ha resultado herido. La velocidad del impacto no parece ser elevada en ese momento, pero la magnitud del choque indica la posibilidad de haber sufrido consecuencias serias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

11 + doce =