El pasado fin de semana, el circuito del Jarama fue el escenario de una emocionante reunión de coches clásicos. Entre las decenas de vehículos antiguos, uno de los principales protagonistas fue el Renault 4CV, un coche que dejó una huella imborrable en la historia de la motorización en España.

El Real Automóvil Club de España (RACE) organiza anualmente una reunión dedicada a los amantes de los vehículos clásicos. En este evento, los entusiastas de los automóviles antiguos tienen la oportunidad de exhibir sus coches, admirar otros modelos y compartir su pasión por el mundo del automóvil. También es una jornada festiva con puestos de recuerdos, autos en miniatura y piezas de repuesto, diseñados para atraer a los más jóvenes hacia la cultura automovilística.

En esta edición, diversas reuniones de clubes de amigos de modelos específicos se llevaron a cabo, pero la más destacada fue la dedicada al Renault 4CV, un vehículo que desempeñó un papel fundamental en la motorización y la movilidad en España. En el evento del pasado sábado, se reunieron 50 unidades de este modelo icónico, que se fabricó en España. El encuentro fue organizado por el Club de Amigos de Renault 4/4 de España. Los 50 vehículos presentes, en una variedad de colores y estados de conservación, reflejaron hasta 70 años de historia y legado en sus ruedas.

Los automóviles clásicos en el Circuito del Jarama durante este fin de semana

Este año, se conmemora el 70 aniversario del inicio de la producción en España del Renault 4CV, conocido cariñosamente como 4/4. Este modelo fue el primer vehículo «made in Spain» de la marca francesa, que continúa fabricando automóviles en España desde entonces. El Renault 4CV desempeñó un papel crucial en la popularización de los automóviles en España y, en 2004, fue declarado Bien de Interés Cultural.

La reunión, organizada por el Club de Amigos de Renault 4/4 de España, se convirtió en una de las concentraciones más grandes de este modelo celebradas en el país. Durante el evento, 100 propietarios y aficionados compartieron su pasión en el Circuito de Madrid Jarama, teniendo incluso la oportunidad de conducir sus vehículos en el icónico circuito.

 

Este encuentro atrajo a participantes de todas las regiones de España, incluyendo Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura y Murcia. Uno de los participantes, Pau Viñes, viajó desde Girona para unirse a la celebración, convirtiéndose en el participante de origen más lejano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

17 − 6 =