Los residentes de las urbanizaciones aledañas al histórico Circuito del Jarama, incluyendo las áreas del Club de Campo y Ciudalcampo en Sanse, han alzado su voz en protesta debido a los constantes ruidos generados por eventos de motor en el circuito. La última queja, que surge de un largo fin de semana lleno de competencias, destaca la urgente necesidad de abordar este problema que perturba el bienestar y el descanso de los vecinos.

Durante los fines de semana, los motores rugen en el Circuito del Jarama, que es el escenario de numerosas pruebas y competiciones relacionadas con el automovilismo. Aunque estas actividades son apreciadas por los amantes del motor y pueden atraer visitantes y turismo a la zona, han provocado una considerable incomodidad y preocupación entre los residentes de las áreas circundantes.

En la última semana, un residente decidió expresar su indignación a través de Twitter, publicando un video que captura el incesante ruido de los motores que perturba la tranquilidad del entorno: «4 días seguidos de +10hrs de #ruido insoportable. ¿Cuánto dinero gana @Circuito_Jarama a costa de la salud y el descanso de los vecinos? @lsfernandeza eres cómplice de este atropello a nuestros derechos».

Los vecinos reclaman una solución a esta problemática que afecta su calidad de vida. Alegan que, en ocasiones, las pruebas de motor pueden durar más de diez horas, lo que les impide descansar adecuadamente y disfrutar de su tiempo libre en casa.

 

El problema del ruido no es nuevo. Los residentes buscan que se tomen medidas para mitigar los ruidos molestos.

2 COMENTARIOS

  1. Es difícil de solucionar, pero cuantos años lleva el circuito echo, y cuanto las urbanizaciones, ya sabían donde se metían al comprar allí un chalet, no deberían haber permitido construir

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecisiete − diez =