Vecinos de la calle Bilbao se han cansado de ver sus contenedores a rebosar cada día. Denuncian el incivismo por parte de algunas personas de la localidad a la hora de tirar sus restos, además de transmitir que no están nada contentos con el servicio de limpieza de la localidad.

Estas imágenes son habituales y diarias. Ahora en verano el calor aprieta y supone que los vecinos abran la ventana para encontrar aire más fresco a la hora de dormir. Sin embargo, el olor les causa mayor malestar aún para dormir. A ello hay que sumarle , tal y como expresa una comunidad de la zona, el tremendo ruido del servicio de basuras de madrugada. Un servicio de basuras que, según estos vecinos, no es de buena calidad.

Por otro lado, la suciedad es tan continua y está tan presente, que las comunidades de esta calle, dicen haber observado roedoresen los aledaños de estos cubos de basura cuando están siempre hasta arriba.

Denuncina también que hay una corriente de incivismo grave por la basura que genera la gente y el tipo de restos que trasladan a este contenedor. Creen que s eha corrido la voz entre algunos vecinos del pueblo y por eso este es el lugar favorito para tirar elementos como muebles o colchones.

Lo que buscan los vecnos es que el ayuntamiento actúe de verdad frente a este hecho. Por ello ya se han puesto en contacto con esta administración. A pesar de ello, la imagen de esta calle es cada día la misma según sus residentes: «cada día está más deteriorada y olvidada».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here