La visita de la Consejera de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Rocío Albert, a la Escuela de Conducción RACE en el Circuito del Jarama ha puesto en evidencia las inquietudes de los vecinos cercanos al circuito. Aunque la visita tuvo como objetivo abordar la siniestralidad laboral por accidentes de tráfico, algunos residentes aprovecharon la oportunidad para expresar sus preocupaciones por el ruido excesivo proveniente del circuito.

A través de sus perfiles de Twitter, varios vecinos invitaron a la Consejera a experimentar cómo el sonido del circuito supera los 90 decibelios, afectando la tranquilidad y la calidad de vida de quienes viven en las proximidades. El tema del ruido generado por el Circuito del Jarama ha sido motivo de debate en la comunidad durante mucho tiempo, y la visita de la Consejera ha vuelto a ponerlo en el centro de la atención.

La constante actividad del circuito, especialmente durante eventos y pruebas, ha causado molestias a los residentes cercanos. A pesar del reconocimiento de la importancia de mejorar la seguridad vial y la siniestralidad laboral, los vecinos instan a considerar también las consecuencias del ruido en su bienestar y en la calidad de vida de sus familias.

El llamado de los vecinos resalta la necesidad de encontrar un equilibrio entre el desarrollo de medidas de seguridad vial y el respeto y bienestar de las comunidades cercanas a infraestructuras como el Circuito del Jarama. Las autoridades están siendo instadas a tomar en cuenta estas inquietudes y buscar soluciones que minimicen el impacto del ruido en la vida diaria de los vecinos.

 

La preocupación expresada por los vecinos destaca la importancia de un diálogo abierto y una colaboración entre las autoridades, la comunidad y el Circuito del Jarama para abordar estas preocupaciones de manera integral y encontrar soluciones que beneficien a todas las partes involucradas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

19 − tres =