La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, ha visitado hoy la de San Sebastián de los Reyes, situada en la Dehesa Boyal, donde ha trasmitido el compromiso del Ejecutivo autonómico de “trabajar para reducir la contaminación y ofrecemos incentivos a los ciudadanos, como las ayudas a la micromovilidad, que fomentan el uso de vehículos eléctricos, o con el Plan Renove de Calderas, que reduce las emisiones contaminantes más de un 25%”.

Foto: Comunidad de Madrid

La instalación definitiva de las cuatro infraestructuras se ha determinado en espacios estratégicos que permiten recoger mejor los datos, en zonas de mucho tráfico o industriales. Además, hasta la elección definitiva, se han realizado campañas de control previo de las partículas con las dos unidades móviles de las que dispone la Comunidad de Madrid.

Estas cuatro nuevas estaciones disponen de una caseta con suministro eléctrico y de comunicaciones, así como analizadores de partículas, gases y meteorología. Y se han dotado de equipos de última generación que trasladan los datos en tiempo real al centro de procesamiento a la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura.

Los resultados que recogen se transmiten a la app gratuita Calidad Aire Comunidad de Madrid que, desde octubre del año pasado, facilita información con hasta dos días de antelación, gracias a la posibilidad de predecir concentraciones de contaminantes atmosféricos. De esta manera, personas con problemas de respiración pueden planificar su jornada y, en caso necesario, limitar su actividad al aire libre en zonas menos aptas.  

Red de calidad del aire 

La Comunidad de Madrid cuenta en la actualidad con 28 estaciones fijas y dos móviles que evalúan y controlan el aire. Además de las cuatro recién abiertas, otras 24 están ubicadas en Alcorcón, Móstoles, Leganés, Getafe, Fuenlabrada, Valdemoro, Aranjuez, Orusco de Tajuña, Villarejo de Salvanés, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Algete, Alcobendas, Coslada, Rivas-Vaciamadrid, Arganda del Rey, Guadalix de la Sierra, Rascafría (Puerto de Cotos), El Atazar, Collado Villalba, Colmenar Viejo, Majadahonda, San Martín de Valdeiglesias y Villa del Prado.  Madrid capital, por su parte, cuenta con una red propia de control gestionada por el Ayuntamiento de Madrid, que suma otras 24 instalaciones de estas características.

 

Según los últimos datos publicados en 2019 por el Observatorio de Sostenibilidad, la región madrileña es la que produce menos emisiones de CO2 por habitante, con una reducción de los niveles de dióxido de nitrógeno de un 20% en los dos últimos años analizados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciocho − 7 =