Cuando me preguntan por mis motivaciones para volver a presentarme a las elecciones municipales de San Sebastián de los Reyes, lo primero que se me viene a la cabeza es la idea del bien común, de realizar una dura pero necesaria tarea de servicio público, de ayudar a la gente y de aportar mi granito de arena a la vida en comunidad.

Foto: Podemos Sanse

Son unas ideas muy arraigadas en mi personalidad, pero conforme he tenido oportunidad de ir conociendo mejor el funcionamiento interno de este Ayuntamiento y de este Equipo de Gobierno, ha ido ganando peso la idea de luchar contra un profundo sentimiento de injusticia, que se percibe en todas esas decisiones que este Equipo de Gobierno toma pensando únicamente en el beneficio de una minoría, ignorando deliberadamente las necesidades de amplias mayorías sociales.

Es de una profunda injusticia que nuestros vecinos y vecinas tengan que abandonar Sanse y marcharse a otros municipios con casas más baratas donde poder crear un hogar, porque no existe la voluntad de construir viviendas asequibles. Es de una profunda injusticia que todos los años sobren varios millones de euros del presupuesto municipal y al mismo tiempo tengamos cientos de familias que no saben si podrán llegar a fin de mes. Es de una profunda injusticia que ante cualquier problema que se plantea al Ayuntamiento, la primera respuesta que nuestra vecindad recibe sea “márchese usted a otro pueblo”.

Por eso, porque llevo luchando contra las injusticias desde que tengo uso de razón, siempre me va a merecer la pena dar un paso adelante y ponerme manos a la obra para aportar soluciones que garanticenel desarrollo social y la vida en felicidad de quienes tengo más cerca.

Que Sanse pueda ser un municipio vanguardia en acceso a la vivienda asequible, en garantizar derechos sociales, en sanidad y salud mental, en tecnología y empleo de calidad, en medio ambiente y reciclaje, en políticas de igualdad, en servicios públicos o en energías renovables, es imprescindible si queremos aumentar la calidad de vida y desarrollar el estado del bienestar en nuestra ciudad.

Pero para conseguirlo, para lograr dejar atrás las injusticias y que Sanse despegue en calidad de vida, debemos poner en el objetivo del Ayuntamiento el bien común de toda la localidad, del conjunto de nuestra ciudadanía y no solamente de una minoría privilegiada, como sucede con el actual Gobierno local.

En esta tarea de transformación, debemos ser capaces de ilusionar a nuestra vecindad con un proyecto político que piense a largo plazo. Un plan de ciudad claro y honesto en el que se resuelvan, con soluciones del siglo XXI, los retos que San Sebastián de los Reyes debe abordar en las próximas décadas. Un proyecto político de progreso para el conjunto del municipio, serio, moderno y de unidad.

Llevamos años escuchando a nuestros vecinos y vecinas decirnos que la izquierda no puede volver a presentarse a las elecciones por separado. Que la división de fuerzas es nuestro peor enemigo. Y tienen razón. Tenemos cientos de firmas de vecinos y vecinas que nos reclaman unidad y por la unidad vamos a seguir trabajando. Escuchando sin descanso a colectivos y asociaciones que desean también mejorar Sanse. Llegando a acuerdos con partidos políticos hermanos, con quien lo tenemos casi todo en común. Incorporando todos los puntos de vista de vecinos y vecinas, que no pertenecen a ningún partido, pero que de manera independiente quieren colaborar en construir el Sanse del siglo XXI que todos y todas nos imaginamos.

Tenemos poco más de cuatro meses para decidir el futuro de un municipio, que con una gestión más moderna y honesta podría situarse a la vanguardia de la Comunidad de Madrid en derechos y calidad de vida.

Contamos contigo para conseguirlo.

 

Juan Angulo

Concejal y Portavoz Podemos

San Sebastián de los Reyes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × tres =