Ya se conoce el paradero de Santiago Sánchez, el aventurero que salió el pasado mes de enero desde Matapiñonera a Qatar. Según ha informado Irán Internacional, se encontraría actualmente detenido en una prisión de Irán. Concretamente en la ciudad de Teherán. Esta consecuencia fue por visitar en Saquez (frontera del Kurdistán), junto con un traductor, la tumba de Mahsa Amini, una joven activista que falleció a manos de la policía iraní por llevar mal colocado el velo. Sin embargo, el diario ABC, apunta que Santiago podría estar en la cárcel de Sanandaj, conocida por ser donde llevan a los extranjeros detenidos.

Foto: Diario de Sanse

Lo último que se conoce de Santiago, a través de su cuenta de Instagram, es que a principios de octubre había llegado a Irak, a un lugar, muy cercano a Irán. Fue el momento en el que sus allegados recibieron el último mesaje del aventurero: «La cosa está caliente, pero que todo bien». Desde entonces sus familiares y amigos están muy preocupados porque no tienen noticias de él.

Hay que recordar que el objetivo de Sánchez con este viaje es lanzar un mensaje de concienciación social para cuidar el planeta. Para ello irá recogiendo residuos y plantando árboles a lo largo del recorrido. Está caminando con lo mínimo necesario para completar los 6.800 kilómetros que separan San Sebastián de los Reyes de Doha, la capital qatarí.

Santiago es un aventurero aficionado al deporte que afronta su viaje cargado de emociones y valores sociales, durante el que va acompañado de un carro, con el que aspira a completar un camino que llenará de mensajes y gestos que unen el medio ambiente, el reciclaje y el deporte.

Entre medias de este viaje, hizo una pasada en Ucrania y Polonia para poder ayudar como voluntario a los refugiados de la invasión rusa. Además, durante este tiempo ha recorrido países como Albania, Italia o Grecia.

Diario de Sanse estuvo presente en el acto desde el que partió este objetivo para entrevistar al protagonista. «Es un viaje solidario. Voy a invertir mucho tiempo, pero merece la pena. Con que a solo una persona se le queden los valores que quiero transmitir habrá merecido la pena. Sanse viene conmigo durante este viaje. Voy a recoger residuos diariamente y, en ocasiones, lo cambiaré por un plato de comida o una ducha. Si los árboles nos dieran wifi, ¿los cuidaríamos más?. También me hospedarán y tengo colaboradores que plantarán árboles, como el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes», explicaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cinco =