El séptimo encierro de las fiestas de San Sebastián de los Reyes ha destacado por su complicación. Los toros de ‘Guerrero y Carpintero’ (encaste Domecq) han sido veloces y con un punto de peligrosidad.

La carrera ha terminado con siete asistencias, una de ellas por traumatismo craneoencefálico, otra por varetazo (golpe por asta de toro) con fuerte traumatismo en la pierna, y el resto por golpes o caídas, que ya han sido dados de alta.

Pedro Martínez, responsable de Protección Civil de San Sebastián de los Reyes, ha señalado: “hoy es el día con mayores incidencias, tal y como esperábamos, por la llegada del fin de semana”.

En este séptimo encierro han participado cerca de 1.300 corredores y la asistencia de público se mantiene en torno a las 3 mil personas, participación similar al resto de la semana.

Los astados han tardado 1:51 en llegar a la plaza y 2:13 en ser enchiquerados. La manada se ha abierto durante varias partes del recorrido. Ha destacado un toro que se ha marchado por delante y que ha intentado tirar con acierto varios derrotes.

 

Miguel Moreno, coordinador de Festejos y director del encierro de San Sebastián de los Reyes, `Los encierros de Madrid´, ha calificado el encierro como “de los de antes, de los que se veían en Sanse hace veinte años, con mucho `rock&roll´, como les gusta decir a los corredores”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 + doce =