Diario de Sanse publica la segunda parte de la entrevista a Juan Angulo. El portavoz de Podeos Sanse habla del Parque de la Marina, la calle Real, la ‘Operación Asfalto’, las fiestas de Sanse y las procesiones.

Pregunta. ¿Qué plantean ustedes en el Parque de la Marina?

Respuesta. No podemos mirar para otro lado. No entiendo como este Equipo de Gobierno con 11 millones de euros reservados para hacer un parque da por hecho que no es una prioridad. La gente no va a entender que no se construya otra cosa. Empiezo a percibir que quieren construir algo diferente. Algún plan del tipo urbanísitico. Cualquier Gobierno que se preocupara por el centro de Sanse y por el esparcimiento de su población en un eje verde y más teniendo un proyecto licitaría el proyecto ya y empezaría las obras. Propusimos que se aprovecharan los edificios que ya existían para hacer infraestructuras deportivas o culturales, pero decidieron derribarlas. Encima sigue cerrado. Si gobernamos lo agilizaremos lo antes posible.

P. Fuentes del gobierno dicen que se mantiene cerrado para no fomentar el botellón.

R. Puede ser que tengan ese planteamiento, pero el Parque de los Arroyos es un núcleo de botellón y no lo cierran. Suena a excusa. La prioridad no es abrir el parque de cualquier manera, sino licitar los contratos y desarrollar un modelo de Parque de la Marina.

P. Para hacer ese Parque de la Marina se necesita dinero. Un dinero que plantean invertir en varios proyectos.

R. Los Informes de Intervención no dicen eso. Dicen que hay mucho dinero que será difícil gastarlo conforme a la capacidad de gestión de este Ayuntamiento. Puede haber un «cuello de botella» por esa sobrefinanciación, según el interventor. Entre la financiación que ya estaba afectada a proyectos, como los 11 millones al Parque de la Marina, y la deuda de 36 millones, hay casi 80 millones de euros para proyectos. ¿Era realmente necesario pedir 36 millones de euros a los bancos? Responde a intereses electoralistas. Se está haciendo campaña con dinero público. Es política de la vieja.

P. ¿Esa campaña electoral incluye la «Operación Asfalto?

R. Sin duda. Es un clásico. Todos los Ayuntamientos que hacen política de la rancia asfaltan cuando vienen las elecciones. Sanse necesita asfaltado en algunos puntos concretos, pero esos no se han priorizado. No hemos visto informes sobre prioridades. Sin embargo, se decide asfaltar casi el 100% del municipio con un dinero que no se tenía.

P. Otro tema polémico es la calle Real. Se va a hacer una primera remodelación ahora. La segunda lo hará el próximo Gobierno. ¿Al que le toque tiene un problema?

R. Tiene un problema y una oportunidad. El PMUS da la oportunidad de estudiar y analizar una peatonalización completa de la calle Real. Es lo que a nosotros nos hubiese gustado. También de la calle Mayor, San Roque o San Onofre. Podemos crear un Centro Comercial a cielo abierto. Con ello, se fomenta la movilidad y la economía. El PMUS no refleja esta opción. Hace diferentes tramos en la calle Real. Una parte la hará este Gobierno y en el futuro veremos. Nos hubiera gustado tener datos para saber que pasaría con la calle Real totalmente peatonalizada. También queremos que los autobuses vuelvan a esa vía. Mucha gente mayor tiene trabas. Hay que facilitar el transporte público.

Juan Angulo. Foto: Diario de Sanse

P. Se abstuvieron en el año 2020 en los Presupuestos, pero parece que ahora están más críticos con este Gobierno.

R. En ese momento valoramos individualmente lo que nos presentaron. En 2020 era el mayor presupuesto en Servicios Sociales de la historia y con menor inversión en festejos. Llegamos también a un acuerdo en el que no se iban a ceder parcelas municipales para crear colegios religiosos. Además estábamos en pandemia. Fuimos responsables. También en la modificación de crédito de 24,5 millones. Eran actuaciones transversales como cambiar las calderas de los colegios. En 2021 y 2022 nos presentan proyectos que desequilibran el presupuesto. Dan prioridad absoluta a los deportes. No deben ser lo único. Siempre vamos a dialogar y debatir.

P. Ha hablado de festejos. ¿Si usted fuera alcalde eliminaría los festejos y las corridas de toros?

R. En Podemos no nos gusta financiar con dinero público los espectáculos con animales. A partir de ahí, somos conscientes que las fiestas son muy importantes. Si embargo, en el proceso de escucha ciudadana nos hemos dado cuenta que los festejos taurinos no son tan importantes para la mayoría de la gente, incluso para votantes de derechas. Nada más hay que ver como está la plaza de toros. En 2021 una de las cosas positivas que tuvo la ‘semana cultural’ es que fueron las primeras fiestas sin encierros. No se hundió el mundo. Incluso el propio Equipo de Gobierno dijo que vinieron 100.000 personas con un impacto económico de 6 millones de euros, que es más o menos lo mismo que todos los años. Y era pandemia. Las fiestas van a seguir atrayendo gente, haya toros o no. A cambio estamos invirtiendo 500.000 euros. La gente no viene a Sanse solo por los toros, sino porque son la hostia.

Me gustaría que esos 500.000 euros se destinaran a actividades que tengan un retorno para la ciudad. Ejemplos de ello son el festival Sonorama de Aranda de Duero. El Ayuntamiento invierte 80.000 euros. A cambio atrae a 80.000 visitantes con un retorno de más de 8 millones de euros.

P. ¿Entonces quitaría los toros?

R. Los dejaría de financiar con dinero público. Si se quiere hacer bajo iniciativa no se puede prohibir, pero con los presupuestos no.

P. ¿Puede ser alcalde alguien que quiere quitar las tradiciones en Sanse?

R. Esto es un mantra que se desmonta hablando con la gente. Le interesa a quien ha gobernado este pueblo desde siempre. Las cosas en el Siglo XXI no se hacen como en el XVI. Si les preguntamos, puntúan con 8 de importancia a las fiestas, pero a los festejos con un 2. Son estudios internos nuestros.

P. Por último, ¿tampoco iría a la procesión del Cristo de los Remedios?

R. Los cargos políticos tenemos la obligación de representar a la gente sea creyente o no. También de colaborar con todas las asociaciones, pero no de priorizar. Cuando un alcalde asiste a una procesión pone a una religión por delante de las demás. No debería asistir un alcalde a una procesión. Colaboraría para que se celebrara, eso sí. No la quitaría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here