La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha empatado 1-1- contra la Unión Deportiva Logroñés en un partido que será recordado por las ocasiones de la segunda parte y la insistencia en ataque del Sanse. Marcos Jiménez ponía un once con las novedades de Juanra, Raúl Hernández y Arturo. El resto eran los mismos que perdieron contra el Badajoz el miércoles pasado. De nuevo 4-2-3-1 con cinco defensas sin pelota.

«Cerocerismo» ilustrado

El partido comenzaba con un Sanse con intención de ir al ataque y un Logroñés esperando mejores momentos. Un contexto de partido inicial para ver dos grandes opciones de gol en los locales. Un disparo y un cabezazo de Arturo antes del minuto 10 daban argumentos para creer que los franjirrojos podían ganar. Sin embargo, los riojanos tenían un portero solvente como Serantes. Tras esto, el Sanse volvía a las andadas de pensar más en defender. Además, en frente estaba un contrario muy ordenado en defensa que no iba a hacer grandes dispendios para llegar a la portería contraria. Es decir, el espectáculo para los espectadores iba decayendo por momentos.

El Sanse en el terreno de juego. Foto: UD Sanse Twitter

Los visitantes estaban pensando en como llegar una sola vez y acertar para ponerse con el marcador a favor. Lo pudieron hacer antes de la media hora con una jugada combinada que acababa un un tiro flojo en el punto de penalti. Una finalización que dejaba la moraleja de que si el Logroñés apretaba en ataque el Sanse podría sufrir debido a la mala defensa. No hubo mucho más en una primera parte sosa que culminó con un disparo flojo de Arturo en una oportunidad a rachas. El choque estaba para echarse a dormir.

Insistencia sansera sin premio gordo

Tras el descanso, los dos equipos movían el árbol. En el caso del Sanse era un cambio de defensa por defensa. Fomeyem por Baro. En los visitantes cambiaban al delantero. Se iba el canterano Noé y entraba un veterano como Aridane. A la primera que tuvo la enchufó para dentro. Otra falta de coordinación defensiva permitía que le llegara la pelota al ariete para definir ante Bañuz. 0-1 con muy poco. Un tanto que sirvió para sacar la casta de este equipo. Seis minutos después empataba con un gol de rodilla de Juanra, tras una falta botada de Borja Martínez. El duelo ya estaba igualado otra vez.

Un empate que fue un acicate más para ver ese orgullo sansero. El equipo estaba con la actitud adecuada para ganar el duelo. Al Logroñés ya no le servía esperar. Con ello, continuaron las opciones de gol. Este vez se iba a ver otra de las grandes armas de los de Marcos Jiménez. El centre y remate. En el minuto 70 Arturo tuvo un cabezazo que se iba arriba. El Logroñés, por su parte, solo llegaba por la vía del contraataque con las dudas en defensa del Sanse como clave. Tuvo un par de opciones antes de los instantes finales, pero sin peligro.

En el tramo final de juego el Sanse tuvo más opciones de victoria y un posible penalti reclamado por caída de Jime dentro del área. Su rival tampoco bajaba los brazos con jugadas rápidas. Cualquiera podía ganar porque con sus virtudes estaban apretando ambos, aunque por insistencia el Sanse lo merecía más. Finalmente el marcador no se movió. 1-1. Un empate con sabor a victoria.

Con este resultado el Sanse se queda con 29 puntos y rompe la mala racha de tres partidos consecutivos perdidos. Jugará el próximo viernes a las 21:00 horas contra el Extremadura

Sanse: Bañuz; Fer Ruíz (Javi Rueda,min.72), Juanra, Baro (Fomeyem,min.45), Barreda; Fer Llorente (Jime,min.50), Dani Molina; Raúl Hernández, Borja Sánchez, Borja Martínez ; Arturo.

Logroñés: Serantes; Fran, Simic, Arriegi, Iñaki; Ramos, Javi Castellano; Alfaro, Guarrotxena (Medina,min.83), Fer Cano (Dubasín, min.61); Noé (Aridane,min.45).

0-1, min.46, Aridane. 1-1,min.52, Juanra.

 

García Gómez (colegio extremeño). Amonestó por los locales a Baro (min.9) y por los visitantes a David Ramos (min.86)

Jornada 21. Primera División RFEF. Estadio Municipal José Luis de la Hoz – Matapiñonera

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ocho + diecisiete =