Queridos vecinos y vecinas, a lo largo de la vida tenemos que enfrentarnos a duros avatares y duras vicisitudes. Durante este año 2021 que dejamos atrás al igual que parte del anterior 2020, hemos padecido y resistido a una pandemia que ha llevado al mundo a unas situaciones jamás conocidas y a las que nuestra ciudad no ha sido ajena. Todo indica que, a pesar de esta sexta ola, estamos en los albores de un nuevo tiempo habiendo sufrido y pasado ya lo peor. Una nueva etapa que comenzamos en 2022 y que debe conducir a la normalidad en nuestras vidas y a la recuperación de mucho de lo aparcado o perdido.

Narciso Romero, alcalde de Sanse

2021 por tanto ha sido un año atípico y bien que lo sabéis cada uno de vosotros y vosotras. Para este equipo de Gobierno que me honro en presidir ha supuesto una nueva prueba en la que hemos combinado la acción municipal, especialmente destinada a paliar situaciones derivadas de la Covid, junto a la gestión diaria que no se ha visto en ningún momento ni paralizada ni detenida por la pandemia. Es más, en el volumen global y comparativo el balance de nuevos e importantes logros es fructífero.

Quienes me conocéis sabéis que no me gusta prometer lo que creo que no podrá ejecutarse, ni presumir de aquello que no existe ni augurar futuribles que no se verán plasmados en la práctica. Para bien o para mal, esa es mi forma de ser. Pero precisamente ese perfil me da autoridad moral -y creo que credibilidad- para emplazaros a que juntos andemos en un camino, que ya está diseñado desde 2021, de realidades y hechos contundentes en la gestión municipal. Importantes consecuciones que ya han comenzado pero que tienen más amplia continuidad y que veréis y disfrutaréis en este año que inauguramos. Por eso, con humildad pero sinceridad, os digo que me siento fuerte, con muchas ganas y con energía, ilusión y ánimo más que suficiente para dirigir y pilotar este nuevo proceso de avance en nuestra ciudad. Un nuevo salto en la gestión para hacer de una ciudad que crece y se dinamiza, un espacio de convivencia que vamos a seguir mejorando de forma sustancial en aspectos como su infraestructura viaria o sus espacios verdes o en la construcción sostenible y promoción de vivienda asequible. Una localidad que va a seguir potenciando su política de limpieza y jardines, perseverando en la labor asistencial a nuestros mayores o profundizando en su rica oferta cultural, de ocio juvenil y conservando sus tradiciones y costumbres. En definitiva un pueblo y una ciudad que ya en la dimensión de los 91.000 residentes alcanzados, necesita un impulso y adaptaciones a la realidad viva y cambiante que vive.

No olvido ni un solo instante el aspecto del desarrollo socioeconómico y de inversión empresarial que, a pesar de la pandemia, está teniendo en Sanse un referente de toda la región. Esa es una oportunidad que no solo no vamos a desaprovechar sino que en la que estamos trabajando codo con para lograr la ciudad que queremos, dinámica, impulsora de actividad económica y empleadora; innovadora, empresarial y abierta a las iniciativas que ven en Sanse un lugar con garantías y seguridad para la inversión y la creación de riqueza. 2022, en este aspecto, va a ser muy fructífero, lo vais a comprobar. Estamos trabajando con denuedo por ese objetivo porque  no es algo que haya surgido de pronto y súbitamente. Detrás de ello hay mucha labor previa, reuniones, encuentros y gestiones realizadas desde hace mucho tiempo y que florecen ahora.

Siempre he mantenido, y en eso coincidimos la mayoría de la población, que Sanse tiene unas especificidades que la hacen distinta a otras localidades de similares características y que esa diferenciación peculiar es positiva. Y es que somos pueblo pero también somos ciudad, somos sociedad pero sobre todo comunidad y, lo más importante, ante todo somos una familia. Una gran familia orgullosa de un territorio y de un paisaje, ufana de unas costumbres y unas tradiciones y dotada de un sentimiento propio de pertenencia a una localidad.

Llegadas estas fechas tan entrañables quiero deciros, incluso confesaros, que en un año tan difícil como el que abandonamos me habéis hecho sentirme más orgulloso que nunca de ser vuestro alcalde. Os traslado mi firme compromiso y mi voluntad renovada de continuar trabajando en la senda de progreso iniciada porque ese camino nos lleva a vuestra felicidad. En ese noble objetivo, en el de la búsqueda de la felicidad colectiva, me encontraréis siempre porque, con mis defectos y virtudes, es mi máxima y única aspiración política: la de ser el alcalde de todos los sanseros y sanseras.

Y termino con un mensaje de esperanza y optimismo: Lo mejor está por llegar y el buen camino en el que se encuentra ahora San Sebastián de los Reyes va a continuar porque es un proyecto común que estamos haciendo todos y todas, juntos.

 

En la seguridad de que 2022 será nuestro gran año, recibid un fuerte abrazo y mi deseo de un Feliz Año Nuevo.

Vuestro alcalde, Narciso Romero Morro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diez + 14 =