Estamos casi a las puertas de la Navidad, época en la que nos invade, aún más, un espíritu solidario y en la que muchas entidades y colectivos llevan a cabo campañas de recogida de juguetes o ropa para que los más pequeños de familias en situación desfavorecida reciban la visita de Papá Noel o los Reyes Magos. Seguro que en muchas ocasiones has donado juguetes o ropa de tus hijos que ya no usan y que puede suponer una gran ayuda para familias que no pueden costearse estos artículos. Desde que empezamos nuestra actividad, en mayo de 2020, hemos visto cómo los vecinos y vecinas de Sanse se han volcado, con su solidaridad, para paliar la emergencia social que aún vive nuestro municipio desde el estallido de la pandemia. Por eso queremos dar cuatro claves para que la solidaridad vecinal a la hora de donar juguetes, ropa y otras cosas ayude de verdad a las familias desfavorecidas y a los colectivos y organizaciones que defendemos sus derechos.

Antes de vaciar los armarios y trasteros de todo lo que ya no usas en casa, te pedimos, por favor, que tengas en cuenta los siguientes puntos:

  1. Es importante tener bien claro qué se pide en la recogida a la que queremos aportar y no aprovechar para “colar” algo que nos está molestando en casa. Si nos piden ropa de invierno, no ayuda meter ropa de verano “por si acaso”. Recordemos que, cuando participamos en estas iniciativas, nuestro objetivo ha de ser contribuir a satisfacer unas necesidades, no librarnos de cosas.
  2. Las personas que participan en las recogidas solidarias que se organizan en estas fechas son voluntarias y seguramente pocas. No ayuda entregar ropa de verano o de invierno o de diferentes tallas todo mezclado, porque los voluntarios tendrán que perder tiempo organizándolo. Llevar lo que donamos ya organizado desde casa en bolsas, poniendo en un letrero la talla de la ropa, el tipo de juguetes o el tamaño de sábanas que contiene ayuda de verdad a que lo que donamos pueda ser utilizado
    por personas necesitadas.
  3. Donar no es reciclar ni tirar a la basura: donar implica querer que lo que entregamos sea utilizado por personas que no tienen los recursos para comprarlo. Por eso, hay que asegurarse de que lo que donamos esté en buen estado, limpio, completo y listo para ser usado. La ropa muy sucia, con rotos o los juguetes a los que les faltan piezas no deberían donarse.
  4. Antes de decidir si algo va a la caja para donar o a la basura, te pedimos que te plantees una pregunta muy importante: ¿a ti te gustaría recibirlo? No nos cansaremos de defender el derecho de las personas en situación de vulnerabilidad a una vida y un trato dignos. Es importante tener esto en mente cuando nos planteamos donar algo que ya no usamos.

Con estas cuatro claves y tu enorme solidaridad, seguro que tu donación será de enorme ayuda. Queremos reiterar nuestro más profundo agradecimiento a los vecinos y vecinas de Sanse que, con su solidaridad, han contribuido y siguen contribuyendo a aliviar la situación tan precaria en la que viven muchas familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here