El kitesurf en Valencia no está pasando por su mejor momento. Los amantes de este deporte están viendo como en los últimos años, la administración se aferra cada vez más en poner sanciones a aquellos que quieren practicar este deporte a lo largo de sus más de 500 kilómetros de costa que presenta la Comunidad Valenciana.

En Radikite, una de las mejores escuelas de kitesurf del panorama nacional, uno de sus expertos, Javier Gil, nos da su punto de vista personal ante esta problemática: “el kitesurf se engloba en las federaciones de vela, aunque no se necesite salir a aguas abiertas desde un puerto para la práctica y sea un deporte muy diferente, lo cual hace que a menudo los kitesurfistas no nos sintamos del todo representados por un organismo legal que luche por nuestros intereses”.

Javier también hace hincapié en que “a esta situación se le suma la aplicación de normativa general para deportes náuticos, en lugar de una normativa concreta que tenga en cuenta las peculiaridades de nuestro deporte”.

Problemas del kitesurf en Valencia

Dentro de los problemas que está experimentando el kitesurf en Valencia podemos mencionar, como ya hemos expuesto anteriormente, que el kitesurf sigue sin una federación única y exclusiva para su deporte. Pero a estos problemas se les debe sumar también otros, como es el conflicto que se genera al compartir espacio con los bañistas, los cuales muchas veces se pueden llegar a sentir amenazados porque un pequeño porcentaje de los kitesurfistas pueden no respetar el espacio mínimo de seguridad.

El desamparo de las administraciones públicas también muestra gran parte del problema al que se enfrenta el kitesurf en estos días, ya que los espacios que la administración permite a los practicantes de este deporte son por canales con muy poco espacio transitable (en ocasiones no llega a los 200 metros) y donde las condiciones de viento, necesario para la práctica de este deporte, es a menudo insuficiente.

Retos que enfrenta el kitesurf valenciano

Debido a la situación que está experimentando y los numerosos problemas que tiene que intentar solventar el kitesurf en Valencia, se están empezando a fijar una serie de retos para que en los próximos años se haya podido conseguir revertir esta sucesión de acontecimientos.

Uno de los primeros pasos es, sin lugar a dudas, conseguir que las administraciones fijen zonas seguras donde poder desarrollar este deporte sin peligro para el resto de las bañistas y donde las condiciones para poder practicarlo sean las idóneas.

Otra de las tareas que se están llevando a cabo sería la de conseguir que se fije una normativa específica para la práctica del kitesurf. La normativa a la que está adherido este deporte ahora mismo, la de la marina mercante, deja claro que es una normativa que se presenta obsoleta para una disciplina como el kitesurf.

Finalmente, es de extrema necesidad la urgencia de crear una federación específica para el kitesurf a nivel nacional que proteja a todos los amantes de este deporte, ya que en la actualidad se encuentra bajo el manto de las federaciones de vela de cada comunidad, dejando bastante latente las diferencias entre cualquier deporte de vela (como las salidas a aguas abiertas a través de un puerto) y el kitesurf.

El kitesurf es un deporte que, aunque lleva pocos años practicándose en España, cada día tiene más acogida y más gente se anima a practicarlo. Se trata, además, de un deporte precursor del turismo sostenible, y es por ello por lo que desde Radikite piden que las administraciones mejoren las condiciones para la práctica del kitesurf y escuchen a todos los amantes de este deporte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here