El gobierno de San Sebastián de los Reyes ha respondido a Diario de Sanse, tras hacerse público el estado en el que se encuentra la calle Real Vieja (en la intersección con la calle Pedro Colmenar), en pleno casco antiguo del municipio. Según los vecinos, el pavimento resbala y dificulta poder andar por allí. Además, hay una rampa hacia abajo en la que numerosas personas ya han sufrido resbalones y caídas por no haber una barandilla y un suelo estable.

Caída de un vecino en la calle real Vieja

Según el consistorio, «conocemos el problema, que lleva arrastrándose desde hace muchísimos años. Este equipo de Gobierno está valorando soluciones. Somos conscientes del problema en una zona muy antigua de la ciudad. Es una zona del casco viejo cuyo trazado presenta dificultades por su antigüedad y configuración histórica de muy difícil abordaje técnico».

«Las baldosas son las que presentan la máxima adherencia y durabilidad«

También añaden que «los técnicos afirman que la calle tiene una pendiente muy pronunciada y cualquier baldosa que se habilite va a resbalar, sobre todo en invierno. Ahora mismo las baldosas son las que presentan la máxima adherencia y durabilidad. Se están planteando trabajos de resinado anti deslizamiento pero es una solución muy a corto plazo».

Preguntados por si la solución pasa por poner una barandilla explican que «la anchura de la acera es mínima, si se pusiera pasamanos no entraría ni una persona al comerse espacio y dificultar la movilidad peatonal. Además de tener que fijarla en fachadas privadas».

A su vez, inciden en que «esa actuación tiene que abordarse a nivel más general de la zona, cosa que en principio se está elaborando en una futura remodelación de los barrios que se está diseñando para acometerlos con fondos PIR y municipales»

Por último recalcan que «en cuanto a las notificaciones que nos llegan de los vecinos se les informa en todo momento por escrito explicando la situación». Diario de Sanse ha podido comprobar que el consistorio ha respondido a peticiones sobre este asunto que ya viene de lejos. Eso sí, los vecinos aseguran que ««antes de la pandemia prometieron que unos técnicos vendrían a ver el estado de esta calle, pero no ha aparecido nadie»

Mientras tanto, como dice el refrán, «a grandes males, grandes remedios». Y es que una señora mayor ha tenido la ingeniosa idea de poner cuerdas en su ventana para poder llegar con mayor facilidad a su portal. Los vecinos lo han recogido en un vídeo que nos han facilitado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here