Pfizer ha comenzado a ofrecer la vacunación in situ contra el COVID-19 a sus empleados esenciales, entre ellos a los que trabajan en las plantas de fabricación de San Sebastián de los Reyes. Ellos y ellas son fundamentales para el esfuerzo de vacunación y el suministro continuo de todos los medicamentos de Pfizer.

Hay que decir que la vacunación de los empleados esenciales de las plantas comenzó en enero en los centros de fabricación de Kalamazoo, Michigan, y Puurs, Bélgica.

Proceso de vacunación

«Pfizer da prioridad a los empleados cuya presencia es necesaria para cumplir nuestros compromisos con los pacientes que dependen de nuestros medicamentos y vacunas, entre otras consideraciones. Preservar la salud de nuestros empleados esenciales es fundamental para cumplir estos compromisos», explican a Diario de Sanse.

Las dosis de vacunas que se utilizarán para este programa son independientes y distintas de las comprometidas por Pfizer con los gobiernos de todo el mundo y no afectarán en modo alguno al suministro a los gobiernos nacionales.

 

La compañía asegura que los trabajadores que deseen recibir la vacuna deben suscribir un acuerdo de privacidad y no difusión en redes sociales para  «preservar a los empleados de acciones públicas que puedan llegar a considerarse promoción de medicamentos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 × 3 =