La crisis en las urgencias del Hospital Infanta Sofía continúa empeorando, agravada por la falta de acciones por parte de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. El grupo municipal de Más Madrid Sanse había denunciado previamente en septiembre que los problemas de personal, particularmente en el departamento de urgencias de este hospital, persisten a pesar de los compromisos previos adquiridos por el gobierno regional tras la huelga llevada a cabo por los profesionales de la salud en 2022.

Ángela Millán, concejala portavoz del grupo municipal Más Madrid Sanse, expresó su preocupación: «La Comunidad de Madrid se comprometió a tomar medidas después de las dos huelgas realizadas por los trabajadores de urgencias, pero es evidente que están incumpliendo con ese compromiso. Durante los últimos meses, hemos recibido numerosas quejas y testimonios inquietantes de pacientes y trabajadores del hospital que indican una falta crítica de personal en todas las áreas, siendo especialmente preocupante en urgencias«.

Las denuncias realizadas en septiembre por el personal sanitario del Infanta Sofía incluían largas esperas en las consultas y cirugías, sobrecarga de trabajo, disminución de la calidad de la atención y el agotamiento del personal de salud. La sobrecarga de trabajo y el estrés constante han llevado a un alto índice de agotamiento y desgaste entre el personal médico y de enfermería, lo que amenaza con la pérdida de profesionales valiosos.

Para abordar esta situación, Más Madrid se reunió recientemente con representantes de AMYTS del servicio de Urgencias del Hospital Infanta Sofía. Marta Carmona, diputada de Más Madrid en la Asamblea de Madrid y responsable de Sanidad de este grupo parlamentario, señaló: «Lo que nos trasmiten los profesionales es que el problema que aqueja a las urgencias del hospital es la falta estructural de personal, y no se ha visto resuelto mínimamente desde el fin de la huelga a finales de 2022″.

La falta de diálogo por parte de la Dirección Gerencia y la Dirección Médica del hospital también ha sido un obstáculo para encontrar una solución. «La negativa de la dirección a sentarse con los profesionales dice muy poco de su voluntad por resolver la situación», apuntó Millán.

En el contexto del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra hoy 10 de octubre, preocupa aún más la información que AMYTS ha proporcionado sobre la situación en el centro Miraflores, centro de referencia de la zona, donde se han presentado denuncias a la inspección de trabajo.

 

Más Madrid se compromete a seguir vigilante en esta situación y a llevar este problema a la Asamblea de Madrid, con la esperanza de encontrar una solución a los problemas persistentes en las urgencias del Hospital Infanta Sofía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciocho + dieciocho =