En el año que llevamos atendiendo a familias de Sanse y Alcobendas en situación desfavorecida por la pandemia, son varias las ocasiones en que estas familias nos dicen que, al contar a Servicios Sociales de ambos Ayuntamientos las dificultades para pagar el alquiler, reciben la misma respuesta: “Es que la vivienda aquí está imposible, mejor vete a otro municipio, te irá mejor”. De hecho, los propios concejales de ambos municipios calificaron, en sendas reuniones con miembros de la Plataforma, el problema de la vivienda en Sanse y Alcobendas como “imposible”.

Según la Plataforma Ciudadana Sanse – Alcobendas, por esta casa piden 600 euros al mes

Justamente esa es la respuesta que recibió una de las familias que acompañamos cuando pidió ayuda para el alquiler a la trabajadora social que tiene asignada en el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes: “Dice que quiere que me busque otro sitio donde vivir  pero que sea fuera de San Sebastián de los Reyes. Dice que los pisos son muy caros aquí y que si yo me voy lejos me pueden ayudar para el alquiler, pero tiene que ser lejos de aquí y más barato”, nos contó Iris (nombre ficticio), que vive con su marido y sus cuatro hijos y lleva muchos años viviendo en nuestro municipio y ganándose la vida como cocinera y cobrando en B. Servicios Sociales sabe que las familias que llaman a su puerta sufren los abusos de caseros que les exigen el pago de tres meses, les alquilan pisos en pésimo estado a precios altísimos y los acosan para que dejen las viviendas antes de que venza el contrato si no les interesa que sigan allí. El Ayuntamiento sabe todo esto, pero no hace demasiado para evitar estos abusos.

Recordamos también con mucha indignación el caso de Verónica, una mujer con hijos pequeños con la que incluso la SAREB estaba dispuesta a negociar un alquiler razonable si el Ayuntamiento intervenía. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH AlcoSanse) intervino para parar varios intentos de desahucio y presionó a la corporación municipal para que intercediera, pero finalmente el Ayuntamiento no quiso intervenir y la familia de Verónica, con hijos que asistían a uno de los colegios de nuestro municipio, se vio expulsada en octubre, en plena pandemia, y tuvo que buscar cobijo en casas de familiares.

«Desplegar políticas y planes que tengan en el centro la defensa de los derechos de los vecinos«

Las personas que formamos parte de la Plataforma criticamos la actitud de la corporación municipal de “esto es lo que hay” o “sálvese quien pueda”. Las autoridades deben ser las garantes de los derechos de todos los vecinos y vecinas. Por eso denunciamos la absoluta dejación de funciones de nuestro Ayuntamiento a la hora de defender el derecho de muchos de los vecinos, especialmente golpeados por la pandemia, pero que han contribuido con su trabajo, sus familias, sus impuestos y su consumo a hacer de Sanse una ciudad mejor, a una vida digna y a su propia seguridad humana, que ahora se ve tambaleada por el paro, la falta de ingresos, los abusos de los caseros y la insuficiente respuesta de los servicios municipales a una inmensa y gravísima emergencia social.

Frente a estos mantras de “sálvese quien pueda”, “esto es lo que hay”, “es que la vivienda está imposible”, las personas que formamos la Plataforma Ciudadana Sanse-Alcobendas reclamamos que el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes despliegue políticas y planes que tengan en el centro la defensa de los derechos de los vecinos y un concepto de seguridad humana y bienestar que beneficia a todos los habitantes del municipio. Esta pandemia nos ha demostrado que no superaremos esta situación hasta que todos estemos a salvo. Y con la emergencia social y la convivencia en nuestras calles ocurre lo mismo: si no vemos todas las personas nuestros derechos protegidos, no estaremos a salvo. Y el bienestar de los vecinos y vecinas se asienta en el hecho de tener una vivienda cómoda y decente (muy lejos de los cuchitriles y pequeños zulos que alquilan caseros abusivos a precios desorbitados a muchas de las familias a las que acompañamos), en la inclusión de nuestros hijos en el cole, en la percepción de que tenemos los mismos derechos y oportunidades que el resto de los vecinos, en el sentimiento de pertenencia a la comunidad en la que se habita, en la sensación de ser tratado dignamente cuando alguien pide a las autoridades que se protejan sus derechos frente a los abusos… 

 

Mal vamos si en lugar de todo esto muchos de nuestros vecinos y vecinas perciben que servicios sociales no les tratan con dignidad o les invitan a ir a otra localidad donde las viviendas sean más baratas. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

9 − 6 =